Entrevista | Manolo Botubot se rinde a Pau Cubarsí: "Merece ser titular con España"

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Manolo Botubot: "Está claro que Pau Cubarsí merece ser titular con España"

Manolo Botubot habla sobre Pau Cubarsí.
Manolo Botubot habla sobre Pau Cubarsí.Profimedia
El gaditano fue un héroe en el Valencia, al que ayudó a ganar la Copa del Rey, la Recopa de Europa y la Supercopa continental.

Manolo Botubot empezó jugando inicialmente como central antes de asentarse finalmente en el lateral izquierdo. Después de tres títulos y 270 partidos, dejó Mestalla para fichar por el Castellón para retirarse en el Xerez.

En conversación con Tribalfootball.com, repasa su carrera en la entidad che y algunas de sus épicas batallas, como en Europa contra Bryan Robson, al que se enfrentó cuando este militaba en el West Brom y, también, en el Manchester United.

Usted compartió el terreno de juego con algunos de los grandes del fútbol, ¿cómo fue enfrentarse a un joven Diego Armando Maradona?

Era un genio del fútbol. Como equipo, el Valencia jugó un amistoso de pretemporada, en el norte de Europa, contra la selección argentina júnior con Maradona en el equipo. Fue la primera vez que jugué contra él y pude comprobar lo bien que jugaba al fútbol. En aquella época, el alemán Rainer Bonhof jugaba en el Valencia, y él marcaba a Maradona. Le pregunté qué le había parecido la experiencia y me dijo que era el mejor futbolista que había visto jugar en un campo de fútbol y el más difícil de marcar.

Ya habíamos oído hablar de la reputación de Maradona de antemano y esperábamos algo especial, pero otra cosa es verlo en carne y hueso, en acción sobre el terreno de juego y, además, jugar contra él. Era una maravilla ver la habilidad técnica con la que controlaba el balón, era un mago. En España marqué a Maradona en partidos de LaLiga y me di cuenta de la fragilidad de su situación jugando al fútbol en el campo, dado que estaba siendo defendido por jugadores que eran nuevos para su estilo. Maradona hacía muchas cosas nuevas con el balón, que en realidad había inventado él mismo. 

Lamentablemente, he visto por televisión y con incomodidad partidos en los que Maradona jugaba con el Barcelona contra equipos españoles o ingleses o franceses. Las faltas que se cometían contra él eran espantosas. Hoy en día, ese tipo de entradas se sancionan con tarjeta roja directa, ¡pero en aquella época no era así! Me dolía ver el tipo de placajes de rugby que cometían contra Maradona en el campo de fútbol. Era escalofriante.

Hablando por mí mismo, como defensa viril en aquella época, era un marcador muy duro y siempre fui un jugador fuerte también en el golpe a golpe, pero siempre muy profesional, sin intención de causar daño a los demás. De hecho, a veces recibía los moratones que podían haber recibido los rivales porque mi forma de jugar era limpia y honesta.

También se enfrentó a Allan Simonsen cuando jugaba en el Barça. ¿Era un auténtico Jugador Europeo del Año?

Conocía a Allan Simonsen como futbolista y también personalmente, ya que teníamos amigos en común. Mi compañero de equipo Rainer Bonhof era muy amigo de Simonsen. De vez en cuando nos reuníamos todos en Marbella para jugar al golf, junto con un portero alemán de la época de Simonsen en la Bundesliga. Yo jugué un partido contra él cuando el Barça se enfrentó al Valencia y él se lesionó en ese encuentro.

Era pequeño, delgado y rápido como un ratón sobre el terreno de juego. Tenía muy buena habilidad con el balón y un centro de gravedad bajo, lo que le hacía bastante rápido, elástico y peligroso para el rival en los momentos clave de un partido. Tenía grandes dotes técnicas y podía ser espectacular sobre el césped. Simonsen era un caballero en el campo de fútbol. Sí, merecía claramente su premio al Mejor Jugador Europeo del Año por sus méritos como gran futbolista, pero también por ser una persona decente y por lo que hizo por el fútbol a nivel nacional e internacional.

Rossi, "un caballero del fútbol"

Durante esa época en LaLiga, ¿cuál fue el delantero centro que más problemas le dio?

Hubo varios. El primero de la lista sería Rubén Cano, del Atlético de Madrid, un enemigo deportivo, y el mexicano Hugo Sánchez, que llegó a ser jugador del Real Madrid y sacó a relucir su mala leche. De hecho, mi oreja se desgarró en parte por un tiro de tijera que intentó Hugo, ¡al hacer contacto con mi cabeza en lugar de con el balón! Yo sólo intentaba despejar y aún hoy conservo las cicatrices de aquella lesión. En aquella época, los árbitros le daban demasiada libertad para cosas así.

También jugué contra Butragueño, que era todo un caballero en el campo; alguien que prefería seguir con el partido en lugar de aprovecharse de una entrada dudosa e inventarse cosas para engañar al árbitro, ¡todo lo contrario que Cano y Sánchez!

¿Siempre fue el Valencia su primera opción? ¿Recibió ofertas para marcharse antes de hacerlo al Castellón?

Nunca me ofrecieron irme cuando estaba en el Valencia porque siempre tuve contratos largos, de tres, cuatro o cinco años. No es como ahora que hay tantas idas y venidas, que se compran y venden jugadores a las primeras de cambio. Además, yo era muy feliz en el Valencia. Sin embargo, siempre me ha gustado el fútbol inglés. Me hubiera gustado jugar en un club inglés, el estilo de juego me gustaba, igual que el ambiente de los estadios.

Usted fue internacional con España una sola vez, y fue contra Italia y ante jugadores de la talla de Rossi y Tardelli. ¿Cree que merecía más oportunidades con la Roja?

Obviamente, creo que merecía más convocatorias como defensa central o lateral izquierdo, demarcaciones en las que también jugué con el Valencia. En realidad, fui seleccionado ocho veces para jugar con España, pero el seleccionador tendía a dar prioridad a determinados sustitutos. Su primera opción para mi puesto de defensa central era un jugador del Barcelona llamado Migueli, que jugó muchas veces en mi posición. Así que a menudo me quedaba en el banquillo. Por lo tanto, eso dificultaba mi elección y limitaba mis posibilidades de estar más veces en el campo.

Tardelli jugaba en otra parte del campo, así que no llegué a conocerle tan bien en ese partido, pero tuve que marcar la zona por la que se movía Rossi y me pareció un caballero del fútbol cuando le marcaba. Esto no es algo de lo que uno se dé cuenta si lo ve jugar por televisión, sino sólo si juega contra él en persona y se da cuenta de que en realidad es un jugador noble en el campo y en el terreno de juego.

En Europa, se enfrentó a grandes equipos ingleses. En general, ¿había un estilo de juego diferente en Inglaterra en comparación con el que usted estaba acostumbrado en España?

Con la excepción del Real Madrid y quizás el Barça y el Valenciade aquella época, todos los demás españoles jugaban de forma similar a los ingleses, más o menos igual. Característicamente, la forma inglesa siempre ha puesto mucho énfasis en la fuerza física y no se trataba de mover el balón de una manera elegante en el campo, se trataba más bien de subir el balón por el campo para centros cruzados en el aire para remates de cabeza. Los campos eran malos y llovía igual en los dos países (risas).

Hoy en día, en España se juega el mismo fútbol que en Inglaterra y la técnica de los jugadores ha mejorado mucho. La calidad del fútbol ha mejorado mucho en ambos países. También hay que decir que los campos son muchos mejores.

Después de enfrentarse a Cunningham, ¿podría imaginárselo fichando por el Real Madrid?

Recuerdo que era muy pequeño, muy delgado, muy hábil y muy rápido. Se notaba que iba a participar en cosas más importantes, en relación con los clubes en el futuro.

"Cubarsí es un futbolista maravilloso"

¿Ha seguido la irrupción de Pau Cubarsi en el Barça? ¿Qué opina de él?

Lo va a hacer bien si sigue como hasta ahora. Estamos hablando de un jugador que sólo tiene 17 años. A excepción de Maradona, Pelé y Messi, nadie lo hace ahora a esa edad. Ya está jugando en LaLiga ante un público realmente numeroso. A esa edad hay que tener mucha fortaleza mental para no ponerse nervioso en el campo, concentrarse y jugar bien. Se nace con esa actitud, no es algo que se aprenda, es innato. Me gusta el hecho de que, como jugador, está sereno y tranquilo, mantiene la cordura y también es muy bueno en ataque. De hecho, mide exactamente lo mismo que yo (1,84 cm), así que tiene presencia.

¿Cubarsí podría o debería ser titular con España en la Eurocopa?

Sí, está claro que merece ser titular con España. Soy partidario de dar una oportunidad a los jóvenes y de llevar sangre fresca a la selección, siempre que lo merezcan por su fútbol. De hecho, Cubarsí es un futbolista maravilloso.

Las estadísticas de Cubarsí.
Las estadísticas de Cubarsí.Flashscore

Tanto Aymeric Laporte como Robin Le Normand están en España, pero podrían haberse comprometido fácilmente con Francia. ¿Es sólo una coincidencia, o hay algo que falla en el sistema español con respecto a los centrales?

En mi opinión, los defensas centrales de hoy no son en absoluto lo que eran en mis tiempos. Antes, los centrales estaban para intervenir, para encarar, para coger el balón y pasarlo. Ahora, un defensa central es como un jugador más del equipo y no es tan fácil definir su función. Sin embargo, creo que Laporte y Le Normand son dignos de jugar con España; ambos tienen la capacidad necesaria a nivel nacional.

Sí, a España le faltan defensas centrales. Sin embargo, tenemos cuatro o cinco realmente buenos y una solución es tener más laterales izquierdos y derechos que se adapten a ser también centrales. De hecho, en el fútbol moderno se supone que incluso los porteros deben ser buenos con los pies y casi ser también defensas.

¿Rüdiger? ¿Dias? ¿Van Dijk? ¿A quién considera el mejor central del mundo en estos momentos? ¿Por qué?

Elegiría a Rüdiger. Es un gran central, fuerte y decisivo con el balón. Sabe lo que hace cuando lo tiene en los pies y, además, es tranquilo. También es bueno en el juego aéreo.

¿Quiénes son los centrales de LaLiga que más le impresionan?

Me gusta Mosquera, que juega en el Valencia, me gusta su forma de jugar. Lo que le falta es alguien que le apoye desde que Paulista se fue. También me gusta Koundé, que es un defensa polivalente. Y en el Real Madrid, Militao, que es clave y también puede jugar como lateral derecho. En su día, Sergio Ramos fue uno de los mejores de Europa, con una gran colocación. Sin embargo, como un gran coche que tiene un gran motor, los kilómetros suman.

Luis Enrique destacaba el dominio de los entrenadores españoles en Europa esta temporada. ¿Coincidencia o hay algo que produce entrenadores de la talla de Emery, Alonso o el propio Luis?

El fútbol español, y el europeo en general, ha cambiado mucho a lo largo de los años. Los conceptos que tienen ahora no son los conceptos que tenían los de antaño. Ahora  tienen que entender las necesidades de los jugadores. Por poner una comparación, no es posible que la forma en que mi padre me educó a mí sea la misma que la forma en que los padres educan ahora a sus hijos.

No importa lo bueno que haya sido un entrenador como futbolista, ahora tiene que entender a los jugadores y los nuevos conceptos y filosofía del fútbol a los que se enfrentan los jóvenes en el fútbol profesional, y también preocuparse por las exigencias, necesidades y deseos de los jugadores. Hoy en día, es más importante ser un buen psicólogo que ser un buen entrenador de fútbol.

Lo bueno con respecto a estos entrenadores es que han aprendido positivamente sobre lo que ocurre en el campo cuando ellos también fueron jugadores y están aplicando bien sus propios conocimientos y experiencias como futbolistas a sus propios jugadores ahora que son entrenadores. No es casualidad que hayan llegado a tener éxito. Es una cuestión de educación y respeto.

Creo que antiguamente no respetaban mucho a los jugadores. Antes se idolatraba más a los técnicos. Hoy en día, ya no veo ese tipo de entrenadores. Ahora tienen que estar en sintonía con ellos y mimarlos.

Elogios a Mosquera, Mamardashvili...

¿Y Rubén Baraja? ¿Le ha impresionado en este joven equipo del Valencia?

Estoy realmente impresionado por el gran y acertado cambio que Rubén Baraja ha realizado esta temporada, en comparación con la decepción de la campaña pasada. Baraja ha aprendido de los pros y los contras. La temporada pasada, todo el mundo mandaba, todo el mundo gritaba y todo el mundo se reía. Había demasiadas cosas. Eso no era bueno. Este año hay menos ruido y la persona que debería estar al mando lo está haciendo por su cuenta. No deberían haber tenido dos entrenadores, como el año pasado, con Marchena y Baraja al mando. Confundía a los jugadores.

¿Qué opinión le merece la era Peter Lim?

Depende de los jugadores como equipo y no de Peter Lim. Si se mantienen unidos y siguen avanzando como hasta ahora, creo que con el tiempo podrían volver a puestos europeos. Veo un equipo unificado este año, jugadores jóvenes que se conocen desde hace muchos años en las categorías inferiores. El Valencia no ha tenido ese tipo de unidad desde hace mucho tiempo.

Últimos resultados del Valencia.
Últimos resultados del Valencia.Flashscore

Además, creo que Mamardashvili es sin duda uno de los mejores porteros de España. Sin embargo, a veces necesita ser más decisivo en sus actuaciones. Un gran portero no puede dudar y especular; tiene que saber instintivamente qué hacer en cada momento para que tomar la decisión correcta se convierta en algo natural. En general, un futbolista tiene que tener determinación, de lo contrario pierde el partido. Cuando estás en el campo, tienes que olvidarte de todo lo que te distrae, incluso de que te están viendo 50.000 personas, si no te quedas paralizado y no juegas a tu mejor nivel.

Ha mencionado a Mosquera, ¿qué le han parecido sus progresos?

Es un chaval joven que parece más sabio de lo que dice su edad y que parece jugar con más experiencia de la que tiene. Es inteligente y nunca se complica en el campo. Hace lo que tiene que hacer y, técnicamente, tiene mucho a su favor.