Lamine Yamal, el nuevo héroe del Barcelona y la próxima gran estrella del fútbol mundial

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Lamine Yamal, el nuevo héroe del Barcelona y la próxima gran estrella del fútbol mundial
Lamine Yamal ya es titular en el Barça a los 16 años
Lamine Yamal ya es titular en el Barça a los 16 años
Profimedia
Ha batido varios récords, tiene en vilo a todo el barcelonismo y, según su ex entrenador Rafa Márquez, debería compararse con Ronaldinho o Lionel Messi. Te presentamos a Lamine Yamal, el prodigio barcelonés de 16 años.

Domingo 8 de octubre de 2023: El Granada, que llevaba cinco partidos sin ganar, recibe en su estadio al vigente campeón, el Barcelona. A la vista de las diferencias en la correlación de fuerzas, el partido debería haber sido un trámite, una nota marginal.

Sin embargo, acabó 2-2 y se escribieron dos grandes historias. El partido tendrá siempre un gran significado en las carreras tanto de Bryan Zaragoza como de Lamine Yamal durante muchos años.

Un partido para el recuerdo
Flashscore

Zaragoza sorprendió a toda España con su inventiva: el jugador de 22 años marcó un doblete y se ganó su primera convocatoria con la selección española una semana después. Gracias a él, el Granada ganaba 2-0 a los 29 minutos. Después, sin embargo, tuvo que compartir los titulares con un adolescente.

Perseguir récords, no una crisis de pubertad

Yamal inició la remontada del Barcelona poco antes del descanso. Completamente libre, empujó el balón por encima de la línea de gol.

En los próximos años, Yamal marcará muchos más goles bonitos que éste. Pero pocos goles tendrán más significado personal.

16 años y 87 días: Yamal es ahora el goleador más joven de LaLiga de todos los tiempos.

Pocos días antes, Yamal había firmado un nuevo contrato de tres años con el Barcelona. Según los medios de comunicación, su cláusula de rescisión es de mil millones de euros. Hay buenas razones para ello.

En mayo debutó en la liga española, convirtiéndose en el jugador más joven de la historia del club.

"Xavi me dijo que cogiera confianza al principio con algunos pases sencillos. Y luego que me atreviera a acercarme a los rivales... y que hiciera lo que siempre hago", explicó el jugador, que entonces tenía 15 años, para dar una idea de los consejos de su entrenador.

Ronaldinho, Messi... Lamine podría ser el siguiente'

El zurdo vive para los grandes momentos, se siente a gusto en ambas bandas y es un auténtico artista con el balón. Ya en su etapa en la mítica cantera de La Masía causó sensación entre sus propios seguidores con sus regates, y desesperación entre innumerables rivales.

"Me describiríacomo un jugador que intenta ser muy creativo en el tercio ofensivo y dejar que sus habilidades hablen por sí solas", afirma Yamal.

Lamine Yamal es considerado el gran talento del Barcelona
AFP

Además, ya ha sido internacional en dos ocasiones con la selección española. En septiembre, además, se presentó con su primer gol en la victoria por 7-1 en Georgia. El prodigio sigue esperando su tercera convocatoria.

Debido a una lesión muscular, no ha podido jugar en el actual parón internacional bajo la dirección del seleccionador Luis de la Fuente, por lo que un cambio de lealtad a Marruecos sigue siendo una posibilidad.

Sin embargo, no hay que preocuparse por la pérdida de este gran talento para los campeones del mundo de 2010.

"Siempre he jugadocon España desde la sub-15, siempre lo he tenido claro. Quiero jugar con España", ha declarado.

Rafa Márquez, ex capitán de la selección mexicana y ahora entrenador del segundo equipo del Barcelona, metió la mano en un cajón muy especial en su búsqueda de una comparación adecuada.

"Pertenece a un grupo de superdotados que tienen un talento innato. Que -no importa la edad que tengan- siempre y en todo momento pueden marcar la diferencia.

"Ronaldinho, Messi... Lamine puede ser el próximo. Tiene todas las aptitudes necesarias", declaró Márquez al diario catalán Sport.

¿Estará a la altura de estos elogios?

Una cosa es segura: Lamine Yamal dejará su impronta en el fútbol mundial de las próximas décadas. Es la primera señal de alarma de una nueva generación hambrienta, una generación en la que incluso Kylian Mbappe (24) y Erling Haaland (23) ya son veteranos.