Gabri Veiga, en manos de Pini Zahavi, de 79 años, para resolver el misterio sobre su futuro.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Gabri Veiga, en manos de un israelí de 79 años para resolver el misterio sobre su futuro
Gabri Veiga festeja uno de los goles que marcó en LaLiga 22/23
Gabri Veiga festeja uno de los goles que marcó en LaLiga 22/23
@RCCelta
El centrocampista gallego Gabri Veiga, que no ha tenido demasiado protagonismo con la selección sub 21 en la última Eurocopa, fue una de las grandes revelaciones de la pasada Liga. Muchos grandes de España y de Europa pretendían al jugador de 21 años, que lució gran despliegue y pegada, acabando con once goles en la competición de la regularidad. Sin embargo, con su equipo, el Celta, ya entrenando, aún no se sabe nada sobre su futuro. 

Varios clubs parecían dispuestos a pagar su cláusula de 40 millones de euros al acabar la temporada. Sin embargo, los candidatos de la baraja cada vez son menos. Manchester City y PSG, que parecían estar en la puja, se han bajado del carro y han descartado su contratación. El Arsenal, otro de los grandes interesados, ha fichado a Havertz, Declan Rice y Timber (los dos últimos aún sin anunciar) por más de 200 millones de euros, con lo cual su capacidad financiera está al límite. 

Veiga deslumbró en su primera temporada completa en Primera División.
@RCCelta

Se habló también de Chelsea y Tottenham, pero ninguno de los dos ha dado un paso al frente todavía. Real Madrid y Barcelona tampoco entrarán, de momento, en esa posible operación. 

Datos de las últimas temporadas de Gabri Veiga.
Flashscore

El superagente Pini Zahavi, israelí que cumplirá 80 años el 24 de agosto, fue el elegido por Veiga y su familia para gestionar su próximo destino. A estas alturas no hay fumata blanca. Aunque hay clubs que siguen interesados, su continuidad en el Celta cobra cuerpo a la espera de que en 2024 el Madrid tenga sitio con las salidas de Kroos y Modric y el Barça haya recuperado el pulso financiero. En breve saldremos de dudas.