Crónica del Barcelona-Getafe de la jornada 26 de LaLiga EA Sports

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Este Barcelona sí puede soñar: el Getafe, un juguete en Montjuïc (4-0)
Raphinha celebra su gol contra el Getafe.
Raphinha celebra su gol contra el Getafe.
AFP
El conjunto azulgrana consiguió una importante victoria en la vigesimosexta jornada, lo que le permite superar al Girona de forma provisional. El Real Madrid, líder con cinco puntos más, se medirá este domingo al Sevilla con la sensación de que hay al menos un opositor.

El sol iba y venía en el Estadi Olímpic Lluís Companys, como si quisiera reflejar lo que está siendo la temporada del Barcelona, que se encomendaba a un iluminado Robert Lewandowski para echar abajo el sólido muro azulón -se plantó en tierras catalanas con el mismo número de goles encajados que su rival, un total de 34-. Como aliado del ariete polaco, un tal Joao Félix, de vuelta al once casi un mes después tras dejar atrás una lesión.

Las estadísticas del partido.
Opta by Stats Perform

El morbo estaba servido en Montjuïc por el regreso de Ilaix Moriba, que salió por la puerta de atrás tras no alcanzar un acuerdo de renovación. Este sábado, seguramente con cierta motivación extra, se estrenaba como titular con la camiseta del Getafe. Pero no era precisamente el guineano quien más podía preocupar a Xavi Hernández, sino la dupla formada por Borja Mayoral, segundo máximo goleador del torneo, y Mason Greenwood.

Ritmo brasileño

Una pérdida de Frenkie de Jong dio pie a que el citado atacante inglés inaugurara el apartado de disparos a portería. Eran los compases iniciales de un test que entrañaba cierta dificultad para los anfitriones. Luego, mediante un acrobático remate de Raphinha Dias en una acción con origen en un saque de esquina, llegó la esperada respuesta. Los visitantes, con la salvación prácticamente asegurada, mostraron aplomo y seguridad durante el inicio.

Una acción aislada que se produjo cuando ya se había dejado atrás el cuarto de hora acabó rompiendo la igualdad en el marcador. Y los créditos deben incluir a Jules Koundé por su espectacular pase a la espalda de Djené Dakonam, que fue incapaz de alcanzar al internacional con la Canarinha. El potente remate de este último, que no era de la partida desde el 11 de enero, resultó imparable para David Soria.

Raphinha adquirió galones a partir de entonces. Esa chispa de confianza en sí mismo pudo traducirse en el segundo chicharro, si bien a Ilkay Gündogan, amonestado por una tangana con Omar Alderete, le faltaron unos centímetros de altura. Ya al final del primer tiempo, el ex del Leeds United desperdició hasta dos situaciones similares a la del gol para abrir brecha en el luminoso. Su banda, la derecha, se convirtió en una autopista sin peaje.

Del susto a la confirmación

Los defensores del título podrían haber sentenciado el triunfo antes del descanso. Los visitantes, por su parte, mandaban algunos mensajes a través de robos en campo contrario y un buen puñado de córneres -de hecho, afrontaron el segundo acto con el doble de ejecuciones, tres frente a seis-. En busca de soluciones a esa sangría en el costado, José Luis Bordalás, sin miedo a ningún oponente, dio entrada a José Ángel Carmona.

Con los aficionados cogiendo asiento de nuevo tras el tiempo de asueto, Luis Milla activó su cañón y mandó el cuero al palo previo toque de Marc-André Ter Stegen. Arranque cuanto menos prometedor por parte de los madrileños, que se llevaron un buen mazazo por culpa de Joao Félix, desaparecido hasta el minuto 52, momento en el cual culminó una fantástica jugada de Andreas Christensen. El danés se vistió de Dani Alves, ahora en prisión, y le hizo un bonito regalo al luso.

La lluvia, de goles y agua, entró en escena. Mientras los asistentes se resguardaban de las precipitaciones, el Geta trataba de resistir las embestidas de un rival crecido. Lewandowski marcó en posición antirreglamentaria y, ahora sí, De Jong sentenció el duelo con el gol 11.000 de la historia de la entidad. Para colmo, Djené se sumaba a Alderete como bajas seguras -debido a motivos disciplinarios- para recibir a la Unión Deportiva Las Palmas .

Triunfo plácido y 'castigo' a Ilaix

Fermín López, que salió desde el banquillo con la faena completada, probó fortuna en su intento por aumentar la renta y encontró el premio ya en el descuento (4-0). Este resultado tiene una clara lectura: el Barça puede presumir de adjudicarse su segunda portería a cero en lo que va de año -no lo conseguían desde el envite frente a los navarros en Arabia Saudí-. Echar el cerrojo, un aspecto esencial para seguir soñando adelantar al Madrid.

Las estadísticas de los jugadores.
Flashscore

Además, el público tuvo tiempo para censurar el comportamiento de Moriba durante aquellos convulsos meses, antes de incorporarse a un RB Leipzig en el que no ha podido ganarse un sitio -tiene firmado hasta el 30 de junio de 2024 y no hay visos de que vaya a ampliar dicho vínculo-. Quién sabe qué hubiera sido de él en caso de pacto con el club. Su futuro, desde luego, se presenta menos halagüeño respecto al de Cubarsí -a gran nivel este sábado- y al de otros chicos de la cantera.

Jugador Flashscore del partido: Raphinha Dias.

Consulta las estadísticas del choque a través de Flashscore.