El Girona se queda sin liderato en una oda al fútbol ofensivo (1-1)

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El Girona se queda sin liderato en una oda al fútbol ofensivo (1-1)
Tsygankov y Nico Williams, de los más destacados del partido
Tsygankov y Nico Williams, de los más destacados del partido
Profimedia
El Girona no pudo recuperar su liderato en Montilivi a pesar de adelantarse en el marcador con un tanto de Tsygankov. Iñaki Williams neutralizó el tanto del ucraniano en un partido vibrante, con un ritmo endiablado y que ofreció, incluso con sólo dos goles, un espectáculo de los que hacen afición.

Da gusto sentarse, ya sea en la grada o delante del televisor, para disfrutar de dos equipos que priorizan el juego ofensivo. Girona y Athletic no defraudaron. Se esperaba verticalidad en Montilivi y la ofrecieron. Para qué especular con la posesión si con tres pases te puedes presentar en el área rival y con un par de regates creas una clara ocasión de gol. Claro que para ello necesitas futbolistas como Savinho, Tsygankov o los hermanos Williams. Pura raza de jugones.

Así que, desde el inicio se vieron llegadas, ocasiones, paradones de Unai Simón y Gazzaniga. Lo raro era no ver goles. Sólo uno, marcado por Yangel Herrera, pero bien anulado por un fuera de juego de Savinho en el inicio de la jugada. Lo del brasileño, por cierto, escandaloso. Qué talento, qué velocidad, qué cambio de ritmo. Una y otra vez encaró a De Marcos, de los mejores laterales de LaLiga, y en todas menos una se marchó del vasco. 

Estadísticas del Girona-Athletic
Opta by Stats Perform

Festival de oportunidades

Por esa banda izquierda creó más peligro el Girona. La tuvo Stuani, sustituto del lesionado Dovbyk. Y también Tsygankov, otra bala por la banda derecha, a centro de Miguel. Incluso Aleix García tuvo el gol en sus botas, pero el internacional imprimió tanta potencia que mandó el balón a las nubes. 

¿Y el Athletic, qué hacía? Pues responder a cada acción local con ocasiones incluso más claras. Porque la primera del partido la tuvo Guruzeta en el minuto 4. Sólo ante Gazzaniga, disparó flojo y al muñeco.

Después, los de Valverde llegaron en manada. El arquero argentino evitó los goles de Sancet, de Guruzeta otra vez y de Mikel Vesga. Inconmensurable. No hizo falta su intervención, sin embargo, con De Marcos. Si en defensa sufría ante Savinho, en ataque sumaba, pero su pie derecho se transformó en una escopeta de feria al disparar con toda la meta y el tiempo del mundo para él solito. 

Sin tregua... ¡con goles!

Lejos de echar el freno, el descanso sirvió para recuperar energías y volver a la batalla cuerpo a cuerpo. Nico Williams parecía el más enchufado con sus contínuos desbordes. Pero el que abrió el marcador fue Tsygankov. El ucraniano, tras otra internada de Savinho y un ligero roce de Paredes, llegó solo en el segundo palo para marcar de tiro raso y ajustado al palo. 

El Athletic no se vino abajo y aún metió una marcha más al partido. Insistió una y otra vez por la banda de Nico... hasta que Sancet, en una contra, se acordó del hermano mayor. Iñaki controló en carrera para quitarse a dos rivales de golpe y disparó con la zurda cuando le apareció un tercero para marcar el empate.

Y aún quedaban más de 20 minutos. Aunque ya no fue lo mismo. El Girona ya no llegaba con fluidez ni encontraba a sus torpedos en banda. El Athletic tenía un puntito más, pero salvo un disparo de rosca de Iñaki Williams, tampoco encontró el camino para el segundo. Y así se quedó el duelo, con reparto de puntos justo para el espectador neutral, pero insuficiente, seguro, para catalanes y vascos.

Las notas del Girona-Athletic
Flashscore

Jugador Flashscore del partido: Iñaki Williams (Athletic).

Todas las estadísticas al completo del Girona-Athletic de Bilbao, en Flahscore.