El Barça dibuja el plan de mercado del 2024 y busca cinco refuerzos para verano

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El Barça dibuja el plan de mercado del 2024 y busca cinco refuerzos para verano
El Barça empató con el Granada 2-2 en LaLiga EA Sports
El Barça empató con el Granada 2-2 en LaLiga EA Sports
AFP
La directiva culé incorporará sólo un fichaje en el invierno: Vítor Roque. El brasileño llegará a la plantilla blaugrana si sus pretenciones económicas se ajustan a la masa salarial culé.

Un buen mercado de verano empieza a organizarse en enero, dicen los expertos. El Barça, que parece reencontrarse con una versión impactante, atractiva y estructurada, dibuja, desde ya, la hoja de ruta a seguir en la ventana de pases de junio. En diciembre, salvo que una situación extraordinaria se presente, la directiva culé pretende sumar solo a un jugador en la delantera. 

Ese delantero será Vítor Roque. El jugador aterrizará en Barcelona si Xavi lo solicita. La baja forma física de Lewandowski deja al cuerpo técnico con un ariete en la plantilla. Ferran, a pesar de completar presentaciones positivas, juega arrastrado hacia un extremo. Raphinha, lesionado, es fundamental pero tampoco se ubica como ariete. Félix, que aumentó su salario de forma considerable tras realizar un inicio fulgurante como culé, es mediapunta y se encuentra cedido. Se desconoce, por ahora, si el Barça se hará con sus servicios al finalizar la temporada. 

Los laterales, un dolor de cabeza perpetuo

El Barça maneja varias posiciones que necesita reforzar. Los laterales, tanto el derecho como el izquierdo, son prioridad. El derecho, porque Cancelo está en préstomo y porque Sergi Roberto se encuentra en la rampa de salida. El izquierdo, porque con la lesión de Balde, Marcos Alonso se queda huérfano en esa posición. 

Además de las bandas, el dibujo de Xavi requiere retoques en el mediocampo: el pivote sufre sin Busquets. La línea de volantes también necesita un refresco. Martín Zubimendi es un deseo del cuerpo técnico. Kimmich, capitán del Bayern, quiere dejar el Alianz Arena. En Alemania ven viable su posible incorporación al Barça. En España, en cambio, prefieren esperar: el fair play financiero le impide al Barcelona realizar incorporaciones de lujo.