México y Argentina empatan y EEUU golea en inicio de Copa Oro femenina

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
México y Argentina empatan y EEUU golea en inicio de Copa Oro femenina
Alex Morgan marcó el quinto de Estados Unidos
Alex Morgan marcó el quinto de Estados Unidos
Getty Images via AFP
La primera Copa Oro del fútbol femenino arrancó con un empate 0-0 entre Argentina y México, que desperdició numerosas ocasiones y un penalti, y una paliza de Estados Unidos a República Dominicana por 5-0 en Carson (California).

El primer gol de la historia de esta competición lo anotó la estadounidense Olivia Moultrie, que a sus 18 años brilló con un doblete en el partido que cerraba la jornada en el Grupo A.

El torneo de la Concacaf, que cuenta con cuatro selecciones sudamericanas invitadas, se puso en marcha con un intenso duelo entre México y Argentina frente a las gradas semivacías del Dignity Health Sports Park, hogar del Los Angeles Galaxy de la MLS.

México dominó el juego pero su falta de efectividad frente a la portería permitió que Argentina arañara un valioso punto de cara a la pugna por alcanzar los cuartos de final.

"No creo que el 0-0 sea justo para México", lamentó el seleccionador del Tri, Pedro López. "Nunca renunciamos a la victoria. Yo pensaba que íbamos a ganar, tanto antes como durante y hasta el minuto 90. Pero la competición es así".

"Estoy convencido de que el próximo partido hablaremos de un resultado y sensaciones diferentes", dijo el técnico de nacionalidad española en referencia al choque del viernes frente a República Dominicana.

Por su parte el seleccionador argentino, Germán Portanova, reconoció la superioridad de su rival y alabó el esfuerzo de sus futbolistas.

"Para nosotros este empate no cambia nada", subrayó. "Tenemos un proyecto, vinimos acá a competir y dejarlo todo (...) frente a rivales como Estados Unidos, que es potencia mundial, y México, que es una gran selección".

"México está por arriba en el (fútbol) femenino y nosotros venimos trabajando con humildad", afirmó. "Esperemos llegar a jugar como juega México o a tener la liga que tienen".

Argentina, que chocará el viernes con la favorita Estados Unidos, también en Carson, es una de las escuadras sudamericanas invitadas junto a Brasil, Colombia y Paraguay.

México perdona

Con el apoyo de los pocos cientos de aficionados presentes, la ofensiva de México encontró premio a los nueve minutos con un penalti señalado por derribo en el área de Romina Núñez a Karen Luna. La capitana Rebeca Bernal se encargó de la pena máxima pero su remate salió desviado cerca del poste derecho.

El Tri siguió arrinconando a su rival especialmente con internadas por la banda izquierda, por donde desbordaba María Sánchez, la habilidosa extrema del Houston Dash estadounidense.

A México le faltó claridad en el remate mientras Argentina no conseguía conectar con Yamila Rodríguez, su referencia ofensiva, y sólo alcanzaba el área rival mediante balones largos.

Esta dinámica se mantuvo en la segunda mitad con dos claras opciones de México en remates fallidos en el segundo palo de Bernal y Jasmine Casarez.

Morgan anota para EEUU

En el otro partido de la jornada, Estados Unidos logró una plácida victoria 5-0 contra República Dominicana frente a unos 3.200 aficionados. La joven Olivia Moultrie (Portland Thorns), una de las revelaciones de la pasada liga norteamericana, comenzó a escribir su historia con el 'Team USA' al lograr un doblete de goles en su tercera convocatoria.

La otra figura en la fría y húmeda noche de Carson fue la extremo Midge Purce, que dio las asistencias de los dos goles de Moultrie en los minutos 8 y 59 y una tercera para la diana de Lynn Williams en el 30.

Estados Unidos completó la goleada desde el punto de penalti mediante Jenna Nighswonger en el 86' y la veterana Alex Morgan en el 90+3'.

Morgan recibió la pelota de sus compañeras para que anotara su gol número 122 como internacional y recuperara la confianza después de haber quedado inicialmente fuera de la lista para este torneo.

La delantera, ganadora de dos Mundiales con Estados Unidos, fue incorporada en el último momento al equipo por la grave lesión que sufrió el lunes Mia Fishel, atacante del Chelsea.