Roma, Atalanta, Bayer Leverkusen y Marsella se meten en semis de la Europa League

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Marsella-Atalanta y Roma-Leverkusen serán las semifinales de la Europa League

Gianluca Mancini celebra con sus compañeros el 1-0 al Milan
Gianluca Mancini celebra con sus compañeros el 1-0 al MilanProfimedia
La Atalanta hizo bueno el 0-3 de la ida y cedió ante el Liverpool (0-1, Salah de penalti) en un resultado sin relevancia para el desenlace de la eliminatoria. El Bayer Leverkusen, por su parte, empató en el minuto 89 (1-1) por medio de Frimpong ante un West Ham que se había adelantado por medio de Antonio. Los alemanes, que habían ganado 2-0 en la ida prosiguen, de este modo, su racha triunfal y ya son 44 partidos sin perder.

La Roma, por su parte, se llevó el derbi italiano ante el Milan pese a contar con un hombre menos durante 59 minutos por expulsión de Celik. Mancini y Dybala aseguraron el pase y Gabbia acortó distancias. El Marsella se clasificó en los penaltis, después de derrotar por 1-0 al Benfica durante los 120 minutos.

De este modo las semifinales de la Europa League serán las siguientes: Marsella-Atalanta y Roma-Bayer Leverkusen con los encuentros de vuelta en Bérgamo y en Alemania.

La Roma pasa con 10

La Roma se impuso en el duelo italiano al Milan por 2-1 e hizo bueno el 0-1 de la ida. Gianluca Mancini, que está en un estado de forma extraordinario, especialmente en el apartado goleador pese a ser central, aprovechó un rechace tras un remate al palo de Lorenzo Pellegrini para hacer el 1-0. Después Dybala recibió una asistencia de Lukaku para confirmar el segundo con un auténtico golazo. Remate con la zurda colocado donde no pudo llegar Maignan.

El belga se retiró lesionado mientras que Celik dejó a los giallorossi con 10 en el minuto 31. Los rossoneri lo intentaron, con 1-0 Loftus-Cheek envió un remate al palo, y también en superioridad, pero sólo consiguieron acortar distancias con un remate de cabeza de Gabbia tras centro de Rafael Leao en el minuto 85. No obstante, Svilar evitó males mayores tras un remate de Chukwueze. 

Al final del partido, se pudo ver a Evan Ndicka, celebrando el pase a semifinales con sus compañeros, después de desvanecerse el pasado domingo en el duelo ante el Udinese. La Roma alcanza su quinta semifinal europea en las siete últimas temporadas.

El Liverpool no obra el milagro

El Liverpool, por su parte, tuvo una losa demasiado pesada con el 0-3 que consiguió la Atalanta en Anfield y, aunque se llevó el partido por 0-1 con gol de Salah de penalti, no consiguió superar la desventaja que tenían con los italianos. El país transalpino, con este resultado unido al triunfo de la Fiorentina en Conference, se asegura que el quinto clasificado vaya a la Champions.

La Dea vuelve a unas semifinales europeas 36 años después ante un Liverpool, que ha vivido una semana decepcionante, con la derrota en Premier ante el Crystal Palace y su eliminación europea.

El Leverkusen alcanza los 44 partidos invicto

El Bayer Leverkusen de Xabi Alonso continúa invicto, tras conquistar su primera Bundesliga este domingo, pero sudó tinta para ello. El West Ham se adelantó en el marcador por medio de Michail Antonio en el minuto 13 y tuvo a los alemanes contra los cuerdas. No obstante, un gol de Frimpong en el 89 dio al traste con las esperanzas de los londineses de mandar el partido a la prórroga y hace que los de la aspirina sigan optando a un triplete histórico esta temporada.

El Leverkusen se convierte en el club de las cinco grandes ligas con la mejor racha de partidos sin perder de toda la historia: ya son 44. Supera las cifras de la Juventus en 2012.

Boniface, en un lance del West Ham-Leverkusen
Boniface, en un lance del West Ham-LeverkusenProfimedia

El Marsella, por penaltis

El Marsella, que había caído en Lisboa 2-1 ante el Benfica, forzó la prórroga gracias a un solitario gol de Moumbagna en el minuto 79.

La eliminatoria se fue a los penaltis. Desde los 11 metros fallaron para los lusos Di María (ex jugador del PSG) y Antonio Silva. El meta de los franceses, el español Pau López, fue clave para clasificar a su equipo para semifinales. El Marsella se llevó la tanda por 4-2.