Eurocopa Grupo E | Análisis de Eslovaquia: los octavos, una opción real

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Eurocopa Grupo E | Análisis de Eslovaquia: con la ilusión de dar la sorpresa

Duda celebra un gol.
Duda celebra un gol.FREDRIK VARFJELL / NTB / AFP
Es una de los grandes tapadas de la Eurocopa. Según Opta, tiene la cuarta menor probabilidad de alcanzar los cuartos de final (14,4%) de todos los países, incluso la más baja del Grupo E, donde comenzará el torneo. Sin embargo, en compañía de Bélgica, Ucrania y Rumanía, la clasificación para la fase eliminatoria puede no ser una utopía.

El camino hacia la Eurocopa

El reparto de puntos con Luxemburgo en casa al principio de la fase de clasificación fue objeto de críticas y empezaron a surgir dudas entre los aficionados sobre si la elección del italiano Francesco Calzona había sido acertada.

Pero luego siguieron los triunfos en casa contra Bosnia-Herzegovina, a domicilio en Islandia y otro en Liechtenstein.

En septiembre, el combinado con capital en Bratislava ofreció una actuación combativa en el Tehelny Pole, donde perdieron por 0-1 ante los portugueses, para imponerse por la mínima en Vaduz.

Luego, el cuadro luso ganó 3-2 en casa pese a la excelente actuación del guardameta Martin Dúbravka. Sólo tres goles encajados con una estadística esperada (xG) de 7,28 lo dicen todo.

Sin embargo, Eslovaquia necesitaba puntuar en los dos últimos partidos, y así lo hizo para clasificarse a la fase final del torneo. La victoria en Bosnia-Herzegovina, con una plantilla modificada, fue un bonito colofón.

Con aroma italiano

Para Francesco Calzona, el comienzo en el banquillo no pudo ser peor. Perdió contra Azerbaiyán en la División C de la Liga de Naciones en septiembre de 2022 y repartió puntos con Bielorrusia, a lo que siguieron empates con Montenegro y Chile.

Viendo los duelos anteriores, se podría decir que el seleccionador italiano, de 55 años, necesitaba probar a los distintos componentes que tiene a su disposición. Sin embargo, el aficionado eslovaco se muestra impaciente y ansioso de éxitos inmediatos.

Últimos resultados.
Últimos resultados.Flashscore

Antes de llegar a la selección, Calzona siempre fue un mero ayudante de grandes nombres como Maurizio Sarri, Eusebio Di Francesco o Luciano Spalletti. Pero en febrero de 2024 aceptó la oferta de entrenador del Nápoles, una decisión que generó polémica debido al posible impacto que tendría en el rendimiento en la Eurocopa.

El contrato del italiano es válido hasta finales de 2025 y en caso de lograr el billete para el Mundial, el contrato se prorrogará al año siguiente. No se sabe si lo cumplirá, porque según informaciones de principios de junio, ya ha recibido una oferta para entrenar al Cagliari. Por respeto a la selección y a la próxima Eurocopa, la rechazó. De momento...

Lo mejor, el colectivo

Polonia tiene a Lewandowski, Ucrania cuenta a Dovbyk, Szoboszlai liderá a Hungría... Eslovaquia carece de un calibre (ofensivo) importante tras el final de Marek Hamšík, que recomendó al actual seleccionador, por lo que es difícil elegir un nombre. Ninguno de los convocados sobresale de forma significativa y el éxito se basa en el rendimiento colectivo.

Puntos débiles

Si hay algo que temen los aficionados de los Tatras es la lesión de un hombre: Peter Pekarik ha sido un pilar en el lado derecho de la defensa con regularidad desde el verano de 2008. Ha jugado 127 partidos con la selección, de los cuales ha sido titular en 122 ocasiones. Una cifra respetable que confirma su importancia.

La desagradable noticia es que no hay un sustituto ortodoxo para él, así que si Pekarik tiene un mal día, Calzona tiene que improvisar en el lateral derecho... Aventurémonos a decir que los rivales estarán encantados de utilizar a su extremo izquierdo.

El segundo problema es el ataque. Un total de 17 goles marcados en 10 partidos de clasificación no es una mala cifra, pero, de nuevo, tampoco es excepcional. Lukáš Haraslín convirtió tres dianas y cuatro jugadores marcaron dos cada uno, pero sólo Róbert Mak fue delantero o extremo.

Una racha bastante positiva.
Una racha bastante positiva.Flashscore

Al final no fue nominado debido a la (mala) comunicación con el seleccionador. Mak le criticó después de que sólo jugara ocho minutos en total en marzo, en los partidos preparatorios ante Austria y Noruega. Eso fue después de un largo viaje desde Australia, donde el Sydney y él luchaban por una plaza en los playoffs de la A-League.

Aleksandar Čavrič, para quien la Asociación Eslovaca de Fútbol tramitó un pasaporte eslovaco, podría haber llenado el vacío, pero también hubo complicaciones en este sentido. El delantero originalmente serbio se negó a acudir a la concentración de primavera, tras valorar que sería mejor que se quedara en Japón y se aclimatara en su nueva casa, el Kashima Antlers. Posteriormente, Cavric, de 30 años, se ausentó de la convocatoria de mayo.

En el umbral de la gloria

Para el tercer jugador más joven del torneo, todas las miradas están puestas en el futuro. Ya a sus 18 años, Leo Sauer tiene un valor de mercado de cinco millones de euros, una hazaña única para un jugador del país. El extremo izquierdo milita desde hace dos años en el Feyenoord, que lo fichó del Žilina.

El pasado otoño debutó en la Liga de Campeones y en la Eredivisie, donde jugó 13 partidos, todos como suplente. En 274 minutos marcó dos goles y dio cuatro asistencias, por lo que necesita una media de 45,7 minutos para marcar o dar un pase decisivo. Una hazaña asombrosa. Sólo cabe esperar que siga desarrollando su talento.

Se puede decir que Sauer sigue los pasos de Tomas Suslov, que cumplió 22 años el 7 de junio. Suslov también es extremo y fue nominado para la Eurocopa de 2021, pero se estancó tras una gran temporada 2020/21 en el Groningen, en la que marcó dos chicharros y repartió cinco asistencias en 29 partidos (entonces aún tenía solo 18 años). Hasta la temporada pasada, con un balance de 3G y 5A en el Hellas Verona.

Alineación probable

En este caso, no hace falta andarse con rodeos. El probado sistema 4-3-3, que los eslovacos utilizaron en el ensayo general, debería ser su formación estable también en la Eurocopa.

Martin Dúbravka estará en la portería y acompañado por Peter Pekarík, Denis Vavro, Milan Škriniar y Dávid Hancko. Otra posibilidad es que Norbert Gyömbér, del descendido Salernitana, sustituya al zaguero del Copenhague.

El capitán del equipo es Škriniar, que pasó del Inter de Milán al París Saint-Germain el verano anterior. Durante el otoño, fue claramente titular, pero no jugó durante casi tres meses tras una lesión en enero. Cuando estaba en forma, solía salir desde el banquillo o sólo era titular en partidos en los que no había nada en juego. En la Liga de Campeones, contra el Barcelona y el Dortmund, o en la final de la Copa de Francia, se quedó sin participar. 

Así salió Eslovaquia ante Gales en el último amistoso.
Así salió Eslovaquia ante Gales en el último amistoso.Flashscore

El centro del campo estará formado, si nos pasamos un poco, por el trío italiano. El ganador de la Serie A en la temporada  anterior, Stanislav Lobotka, iniciará los ataques y marcará el ritmo. El veterano Juraj Kucka, ex jugador del AC Milan, Parma y Génova, aportará la combatividad, la velocidad y las bombas de disparo desde lejos necesarias. Ondrej Duda, del Verona, que ha tenido más tareas defensivas en la lucha por mantenerse en la elite italiana, será el más destacado.

Francesco Calzona puede sustituirle por László Bénes, del Hamburgo. Las alternativas para Lobotka y Kucka son Patrik Hrošovský (Bélgica, Genk) o Matúš Bero (Alemania, Bochum).

La mayor incógnita será la composición del ataque. Prácticamente nadie tiene un puesto asegurado en él y se determinará en función de los entrenamientos y la forma de los partidos. En el ensayo general con Gales, se formó la alineación de Schranz - Boženík - Haraslín. Varios delanteros tuvieron un gran comienzo de temporada, pero en la primavera no funcionaron.

Lukáš Haraslín marcó 12 goles y dio cinco asistencias en la República Checa, pero desde principios de marzo sólo lleva 2G y 1A. El rematador Róbert Boženík marcó ocho en la Liga de Portugal, pero lleva sin marcar desde el 10 de febrero. Otro número nueve, Dávid Ďuriš, jugó en la segunda división italiana en primavera, pero sólo disputó un par de encuentros con el Ascoli (la última vez en marzo) y descendió con el club.

Sin embargo, dado su estado de forma, nos decantamos por Suslov en la banda derecha, aunque especialmente contra los belgas Pekarík necesitará más ayuda de su compañero de ataque. Predecimos que Boženík podría quedarse en el lateral, mientras que Haraslín, como máximo goleador de la clasificación (tres goles), empezará por la izquierda.

Tupta, Sauer y Strelec, del Slovan Bratislava, también podrían salir desde el banquillo.

Predicción

Sí, la clasificación para el campeonato ya se celebró en Eslovaquia como algo grande, pero en el grupo de clasificación en el que estaba el equipo de los Tatras, era más bien una obligación. Teniendo en cuenta que el Grupo E es el más fácil al que podría haber llegado Eslovaquia en la fase final, tanto desde el punto de vista de los expertos como desde el nuestro, todo lo que no sea llegar a octavos de final se considerará una decepción.

Los próximos compromisos.
Los próximos compromisos.Flashscore

Cada gol será decisivo para el ascenso desde la tercera plaza, que será la máxima en nuestra opinión. Por lo tanto, será importante mantener a raya la ofensiva belga, conseguir después al menos un punto contra Ucrania y vencer a Rumanía. El top 16 podría no ser entonces una utopía.

Convocatoria                     

Porteros: Martin Dúbravka (Newcastle United), Marek Rodák (FC Fulham) y Henrich Ravas (New England)

Defensas: Peter Pekarík (Hertha BSC Berlín), Norbert Gyömbér (US Salernitana 1919), Denis Vavro (FC Kodaň), Milan Škriniar (Paríž Saint-Germain), Adam Obert (Cagliari Calcio), Dávid Hancko (Feyenoord Rotterdam), Vernon De Marco (Hatta Club) y Sebastián Kóša (Spartak Trnava).

Centrcampistas: Matúš Bero (VfL Bochum), Juraj Kucka (ŠK Slovan Bratislava), Tomáš Rigo (Baník Ostrava), Patrik Hrošovský (KRC Genk), Stanislav Lobotka (SSC Neapol), Ondrej Duda (Hellas Verona) y László Bénes (Hamburger SV)

Delanteros: Dávid Ďuriš (Ascoli Calcio), Tomáš Suslov (Hellas Verona), Ivan Schranz (Slavia Praha), Róbert Boženík (Boavista FC), David Strelec (ŠK Slovan Bratislava), Ľubomír Tupta (Slovan Liberec), Leo Sauer (Feyenoord Rotterdam) y Lukáš Haraslín (AC Sparta Praha).