El sorteo del Abierto de Australia para los españoles: mala suerte para Nadal y Carballés

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El sorteo del Abierto de Australia para los españoles: mala suerte para Nadal y Carballés
Nadal no tendrá un camino sencillo en el Abierto de Australia.
Nadal no tendrá un camino sencillo en el Abierto de Australia.
AFP
Este jueves tuvo lugar el sorteo del cuadro principal del Abierto de Australia, donde nueve jugadores españoles tratarán de lograr un buen resultado en el primer Grand Slam del año. En Flashscore analizamos los partidos de primera ronda de nuestros tenistas.

Las primeras rondas de un Grand Slam suelen ser poco más que un trámite para los cabezas de serie, pero no será así en el caso del vigente campeón en Australia, Rafa Nadal. El balear, que parte como primer cabeza de serie ante la ausencia por lesión del número uno del mundo, Carlos Alcaraz, se enfrentará al joven de 21 años Jack Draper, en el puesto 40 de la clasificación, pero en una clara progresión como demuestra el hecho de estar en semifinales del ATP250 de Adelaida que se está disputando esta semana.

Potenciales rivales de Nadal en el Abierto de Australia

Si el balear derrotara a Draper, su camino para revalidar el título logrado la pasada temporada está plagado de trampas. En segunda ronda se enfrentaría al ganador entre el Nakashima-McDonald, con el primero siendo el campeón de la última edición de las Next Gen Finals. En tercera ronda Nadal tendría un respiro ante Yoshihito Nishioka, al que debería ganar sin problemas. Pero a partir de ahí llegaría lo malo. 

En cuarta ronda, lo normal sería que se midiera a Frances Tiafoe, que ya le derrotó en el pasado US Open. En cuartos jugaría contra su rival en la final del año pasado, Daniil Medvedev, y en semifinales jugaría contra Stefanos Tsitsipas o Felix Auger-Aliassime, dos tenistas al alza. Y si todavía le quedan fuerzas después de todos estos partidos, en la final le esperaría el máximo favorito para ganar el torneo, que no es otro que su archienemigo Novak Djokovic, por lo que el camino para el que sería el Grand Slam número 23 se presenta como una quimera dados los problemas físicos y tenísticos que atraviesa el de Manacor.

El resto de tenistas españoles

Pablo Carreño, cabeza de serie número 14, jugará contra el argentino Pedro Cachín, en el puesto 59 del ranking y que viene de perder sus cinco últimos partidos, aunque el gijonés también cayó en sus últimos tres compromisos. Además, el sudamericano le ha ganado las dos veces que se han enfrentado, aunque ambas fueron en tierra batida y la última fue en 2019.

Roberto Bautista, vigesimocuarto cabeza de serie del torneo, comenzará su andadura contra el portugués Joao Sousa, que es el 82 del mundo. Aunque ambos han jugado seis ocasiones con empate de victorias, la mala racha del luso (ha perdido ocho de sus últimos 10 partidos) contrasta con el buen inicio de año del castellonense, que está en semifinales en Adelaida y siempre comienza las temporadas a un gran nivel.

El último cabeza de serie español (el 30) es Alejandro Davidovich, que se la jugará ante el díscolo kazajo Alexander Bublik, en el puesto 36 para la ATP y cuyo rendimiento suele ser una moneda al aire por su irregularidad. Sus últimos cinco partidos fueron derrotas, aunque ya sabe lo que es ganar al malagueño en la tierra batida de Barcelona en 2021, la única vez que se han medido.

Uno de los españoles más afortunados (teóricamente) en el sorteo fue Jaume Munar, que jugará contra el joven checo procedente de la fase previa Dalibor Svrcina. El mallorquín, pese a ser el número 62 del mundo y su rival el 219, deberá tener cuidado puesto que no llega a Australia en una buena racha (perdió sus cuatro últimos encuentros).

Por parte de Albert Ramos, se las verá con el estadounidense Maxime Cressy, que se encuentra justo una posición por debajo de él en el ranking (la 39). Ambos tratarán de usar este partido como punto de inflexión que cambie sus malas rachas, puesto que el catalán solo pudo ganar uno de sus últimos 10 partidos y el norteamericano, dos de los últimos nueve.

Pero no solo Nadal tuvo mala suerte en el sorteo. Bernabé Zapata (el 71 del mundo), por si tuviera poco con solo haber podido ganar uno de sus últimos siete partidos, tendrá que jugar contra el vigésimo cabeza de serie, Karen Khachanov. El ruso es muy sólido en pista rápida, por lo que no se lo pondrá nada fácil al valenciano.

Pedro Martínez (en el puesto 58 del ranking), que llegó a cuartos de final en el torneo de Pune con el que comenzó su temporada, también se las verá con un coco: Hubert Hurkacz. El polaco, décimo favorito en Australia, no debería sufrir demasiado para derrotar al tenista de Alcira, con el que ya pudo las dos veces previas que se cruzaron.

Por último, el tenista español que tendrá que bailar con la más fea es Roberto Carballés. El tinerfeño, que es número 75 del mundo, no pudo tener peor suerte y se enfrentará a Novak Djokovic, el favorito indiscutible para ganar el que sería su décimo Abierto de Australia y que llega con una racha imparable por la que se proclamó campeón de cinco de sus últimos seis torneos. El serbio le ganó la única vez que se vieron las caras al español, que se intentará agarrar a los problemas físicos del cuarto cabeza de serie del primer Grand Slam del año.

Los partidos de primera ronda de los españoles

Rafael Nadal - Jack Draper

Jaume Munar - Dalibor Svrcina 

Bernabé Zapata - Karen Kachanov

Pedro Martínez - Hubert Hurkacz 

Albert Ramos - Maxime Cressy 

Pablo Carreño - Pedro Cachín 

Roberto Carballés - Novak Djokovic

Roberto Bautista - Joao Sousa

Alejandro Davidovich - Alexander Bublik