El mal perder de Pichardo y sus declaraciones incendiarias: "Yo no confío en el juez"

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad

El mal perder de Pichardo y sus declaraciones incendiarias: "Yo no confío en el juez"

Pedro Pablo Pichardo
Pedro Pablo PichardoANDREAS SOLARO/AFP
En una conversación con 'Relevo', el atleta portugués nacido en Cuba seguía poniendo en duda el oro europeo de Jordan Díaz (23) en triple salto.

Pedro Pichardo (30) sigue sin aceptar que el español Jordan Díaz le arrebató el trono continental de triple salto en el Campeonato de Europa de Atletismo celebrado hace escasos días en Roma. Fruto de ello, no para de realizar declaraciones que ponen en duda todo lo sucedido durante la final del concurso.

Desde los jueces hasta la forma de hacer las cosas por parte de la organización, nada ni nadie se libra de la ira del portugués: "¿Pero quién tiene pruebas de la medición? ¿Usted sabe quién la hizo? ¿Por qué tengo yo que confiar en un juez? Nadie tiene pruebas de la medición y yo tengo el derecho de protestar. No confío en el juez y quiero ver la regla, es la referencia de mi adversario. El juez no es mi padre ni mi madre", aseveró.

Pichardo no se quedó ahí y continuó soltando lindezas: "Claro que estoy molesto, he perdido muchas veces y hoy no será la última. Pero si el chico saltó cerca del récord del mundo o no, si estuvo cerca... me da igual, la regla debía estar activa. Esa regla no la puse yo, estoy exigiendo algo que fue puesto por World Athletics", expresó.

Durante el salto que dio el campeonato a Díaz, la pantalla que muestra la longitud del intento estaba apagada. A ello se aferra el luso en la reclamación que aseguró haber presentado: "Las reglas fueron puestas por la Federación Internacional de Atletismo (World Athletics), no las puse yo. La regla de medición tiene que estar disponible, no puede estar apagada. Todo el mundo hizo los saltos con esa regla activa. Y este chico saltó más o menos, ese no es el problema; el problema es que la regla estaba apagada. Ahora tenemos que confiar en la Federación, pero sabemos que en años anteriores se dieron errores en la medición. Es una cosa normal, por eso existe la regla de medición. Sería bueno que esa regla estuviera activa", dijo.

Finalmente, dejó claro que no guarda ninguna simpatía por el español: "Nunca hemos hablado, yo no me llevo con todos los portugueses, ni con todos los cubanos por nacer en Cuba. Eso es imposible. Y este chico tiene 8-9 años menos que yo. No somos amigos, nunca hemos hablado. Él no es contemporáneo a mí", sentenció.