El lado más ambicioso de Djokovic: quiere igualar a Nadal y ser "el mejor"

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El lado más ambicioso de Djokovic: quiere igualar a Nadal y ser "el mejor"
Djokovic entrena para ganar el Open de Australia
Djokovic entrena para ganar el Open de Australia
AFP
El astro serbio Novak Djokovic encara el Open de Australia con un objetivo entre ceja y ceja: ganar su décimo título en Melbourne e igualar a Rafa Nadal como el tenista con mayor número de Grand Slams.

"Por eso sigo jugando profesionalmente a tenis, porque quiero ser el mejor, quiero ganar los torneos más importantes del mundo. No es ningún secreto", dijo el serbio, que está a solo un título de los 22 grandes de Nadal.

"También es una de las principales razones por las que tenía tantas ganas de volver a Australia, por mis registros aquí. Realmente me encanta jugar en la Rod Laver Arena (...) He tenido mucho éxito que ojalá continúe este año", agregó.

Djokovic tuvo la oportunidad de batir el récord de torneos el año pasado en Melbourne, pero fue deportado antes del inicio por no estar vacunado contra la COVID-19.

Su rival español aprovechó la oportunidad para llevarse su 21º Grand Slam, algo que ningún hombre había conseguido antes y que mejoró unos meses después levantando su 14º Roland Garros.

El serbio recortó distancias en Wimbledon y ahora llega a Australia como "el máximo favorito" a la victoria en palabras del mismo Nadal.

"Me gustan mis posibilidades. Siempre me gustan mis posibilidades. Entreno tan duro como cualquiera allí afuera. Hay muchos jóvenes que están muy hambrientos, que quieren ganar (...) Lo sé", dijo Djokovic.

Pero "la experiencia de estar en estas particulares circunstancias ayuda, creo, a tener el enfoque adecuado y a hacer las cosas de manera correcta, porque sé cuando estoy sano y jugando a mi máximo. En esta pista, tengo opciones contra cualquiera", agregó.

Ganador del ATP Finals de la temporada pasada y en Adelaida en su primer torneo del año, Djokovic debuta el martes contra el español Roberto Carballés con la incógnita de cómo estarán sus isquiotibiales, donde tuvo molestias la semana pasada.

"He estado sufriendo con eso un poco, la verdad, los últimos siete días", dijo.

"Pero afortunadamente no es mi mayor preocupación. Hasta ahora he podido entrenar, competir y jugar puntos y sets de práctica", añadió el serbio de 35 años.

Tras la calurosa bienvenida recibida en Australia, Djokovic quiere dejar atrás los problemas del año anterior.

"Si guardara rencor, si no fuera capaz de superarlo, no estaría aquí. También tengo que decir que el montón de experiencias positivas que tuve en Australia superan la experiencia negativa del año pasado", dijo.