El Espanyol y el Girona firman tablas en un vibrante derbi catalán (2-2)

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El Espanyol y el Girona firman tablas en un vibrante derbi catalán (2-2)
Yangel Herrera celebra el gol del empate final.
Yangel Herrera celebra el gol del empate final.
AFP
En el último partido de la jornada sabatina en LaLiga Santander, el derbi catalán que enfrentó al Espanyol y al Girona acabó con empate (2-2). Los gerundenses fueron muy superiores en el primer tiempo gracias al gran partido de Riquelme y se adelantaron con un gol de Toni Villa, pero los pericos le dieron la vuelta al marcador tras el descanso con los tantos de de Javi Puado y Joselu, aunque un cabezazo de Yangel Herrera en los minutos finales puso las tablas finales en el marcador para dejar a los blanquiazules en puestos de descenso.

Por si no había tenido suficiente con las emociones de la victoria copera en la prórroga contra el Celta y del derbi en el Spotify Camp Nou, donde sacó un valioso empate, el azar del calendario le había deparado al Espanyol otro encuentro más contra un equipo catalán: el Girona, que además siempre había vencido en sus tres visitas previas al RCDE Stadium y llegaba con una racha de cinco partidos sin perder en LaLiga.

No pudo comenzar el encuentro con más ritmo. Ambos equipos querían hacerse respetar en el terreno de juego recurriendo, si era necesario, al juego duro. No se suelen ver dos tarjetas amarillas en los primeros 10 minutos, pero el árbitro Carlos del Cerro Grande se vio obligado a frenar los ímpetus de unos y de otros de este modo, e incluso podría haber sacado alguna más ante la hiperactividad de los 22 jugadores.

El show de Riquelme

Entre tanta intensidad, también hubo lugar para el fútbol, aunque solo de una parte. El Girona empezó mucho mejor y estuvo a punto de abrir el marcador, pero una gran parada de Álvaro Fernández tras un cabezazo de Castellanos desde el área pequeña evitó el gol visitante.

Ya comenzaba a destacar Rodrigo Riquelme, que dio un recital de clase con regates, velocidad y verticalidad y bien pudo conseguir batir al portero perico también, pero solo la mano salvadora de Fernández y el palo rechazaron el disparo del canterano del Atlético de Madrid.

Estaba yendo demasiado el cántaro a la fuente, pero se rompió de la manera más innecesaria. Un regalo de Óscar Gil en la salida del balón propició que Aleix Vidal robara en una zona peligrosa pillando descolocada a la defensa blanquiazul, levantara la cabeza en la frontal del área y encontrara solo a Toni Villa, que no perdonó para hacer justicia en el marcador.

El gol gerundense no cayó bien en el cuadro perico, que comenzó a mostrar signos de desesperación y a estar más pendiente de protestar cada jugada que de intentar crear peligro. De hecho, solo un remate de cabeza de Joselu inquietó la portería de Gazzaniga en la primera parte, por lo que los de Diego Martínez pedían el descanso a gritos.

Estadísticas del Espanyol-Girona
Opta by Stats Perform

Herrera estropeó la remontada perica

Y vaya si les vino bien, puesto que Javi Puado, que entró a los cinco minutos tras la reanudación, no tardó ni un minuto en volver a ser el héroe local para, en su primer contacto con el balón a la salida de un córner, poner el empate como ya hizo el pasado martes en Copa para forzar la prórroga.

En estos momentos los que estaban tocados eran los pupilos de Míchel, que echaron demasiado en falta la ausencia por sanción de Oriol Romeu para controlar el centro del campo y detener los ataques del Espanyol, que tuvo el 2-1 en la cabeza de Calero, pero Gazzaniga demostró que él también tenía reflejos para evitar la alegría de los de Cornellà.

Igual que sucedió en la primera mitad, en la segunda también se veía venir poco a poco que iba a acabar llegando el gol, aunque en este caso del equipo local. Y quién mejor que su pichichi Joselu, el segundo máximo goleador del campeonato (solo superado por Lewandowski), para culminar la remontada. El ariete, en un movimiento de delantero centro total, se anticipó a todo el mundo para aprovechar con un testarazo un centro de Oliván, pese a que había estado ausente en el resto del encuentro.

Lo que no se veía venir fue el jarro de agua fría con el que el Girona silenció el RCDE Stadium. En el minuto 85, un envío cruzado de Couto encontró la llegada de Yangel Herrera, que se elevó para rematar de cabeza con potencia y dejar el empate con el que acabó el derbi, que deja a los visitantes en el duodécimo puesto de la tabla y a los locales, que llevan sin ganar en LaLiga desde el pasado 16 de octubre, en puestos de descenso tras la victoria del viernes del Cádiz contra el Valencia.

Jugador Flashscore del partido: Riquelme.

Aquí puedes consultar todas las estadísticas del Espanyol-Girona.