El drama de Wout Faes contra el Liverpool: doblete en propia en siete minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad

El drama de Wout Faes contra el Liverpool: doblete en propia en siete minutos

El drama de Wout Faes contra el Liverpool: doblete en propia en siete minutos
El drama de Wout Faes contra el Liverpool: doblete en propia en siete minutosOLI SCARFF / AFP
Con un tempranero gol de Kiernan Dewsbury-Hall se puso por delante el Leicester City, pero el jugador belga estuvo poco acertado e introdujo el balón en su portería dos veces antes del descanso.

No está siendo una temporada sencilla para el Liverpool de Jurgen Klopp, aunque ya son cuatro victorias consecutivas en Premier League (entre lo ocurrido antes y después del Mundial de Catar). Esa buena dinámica, sin embargo, sigue sin ser suficiente para que se ubiquen dentro de los puestos europeos porque todavía están en la sexta posición -28 puntos- pese a haber disputado un partido más que los dos equipos de Manchester y el Arsenal. Ahí, con mucho por mejorar aún, cerrará el 2022.

Lo cierto es que la noche empezó bastante mal para los Reds porque Dewsbury-Hall abrió el marcador para el Leicester en el minuto cuatro, un poco antes de que Patson Daka tuviera que abandonar el terreno de juego debido a una lesión (Jamie Vardy entró en su lugar). Es extraño y atípico que un jugador se tenga que retirar tan pronto, pero aquello no iba a ser lo más raro que iban quienes asistieron a Anfield. De hecho, pocos, más allá de los protagonistas, se acordarán ya de eso.

Parecía un día más para Wout Faes, que estuvo en Catar con Bélgica pero no tuvo la fortuna de debutar. El defensa eclipsó la gran jugada de su compañero al inicio del choque, un tanto espectacular después de una arrancada potente que pilló a la zaga local muy descolocada. Su primer trago amargo llegó en el minuto 38 cuando quiso despejar un centro lateral, pero ese rechace se convirtió en un autogol surrealista por la parábola que dibujó el esférico y que provocó la frustración de Danny Ward.

Una pesadilla muy cruel

El segundo fue algo menos espectacular, aunque supuso el colmo absoluto porque si ya es difícil anotar un doblete, más lo es hacerlo en propia. Y el ex jugador del Reims lo consiguió siete minutos después, también en la primera mitad del choque, cuando ya se acariciaba el descanso. La jugada arrancó con un saque en largo del mencionado Ward, amargado otra vez segundos después cuando vio cómo Faes remataba hacia la red el balón que Darwin Núñez había mandado al palo. Un drama.

Después del paso por vestuarios, Mohamed Salah estuvo muy cerca de firmar el tercero y definitivo tras un buen contragolpe, pero no encontró portería. Tuvo otra más después, aunque esta vez sí apareció el arquero galés para dejar con vida al equipo visitante. En cualquier caso, los Foxes se marcharon de vacío y contrariados porque volvieron a casa con los mismos puntos pese a que ningún jugador del Liverpool marcó. 

Puedes ver los goles del encuentro y todas las estadísticas del encuentro, como siempre, en Flashscore.