Usyk desata la euforia en Ucrania y ofrece esperanza para la guerra

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Usyk desata la euforia en Ucrania y ofrece esperanza para la guerra

Oleksandr Usyk
Oleksandr UsykAnadolu via AFP
"Una victoria muy importante" para Ucrania, en guerra contra Rusia. Del presidente Volodimir Zelenski a los soldados en el frente, pasando por los artistas, el país celebra con entusiasmo el éxito de Oleksandr Usyk, que el sábado se convirtió en el campeón mundial indiscutido de los pesos pesados.

El boxeador de 37 años, que sirvió brevemente como soldado en el ejército ucraniano tras la invasión rusa en febrero de 2022, vivió "un gran momento" tras su victoria por puntos frente al británico Tyson Fury en Riad. "Para mí, para mi familia y para mí país", añadió.

"¡Los ucranianos golpean duro! Y al final todos nuestros adversarios serán vencidos", reaccionó en la red social Telegram Zelenski.

El éxito del boxeador, que unifica los cuatro cinturones de los pesados por primera vez en 25 años, muestra que "la resistencia y la fuerza ucranianas darán nacimiento a la victoria", añadió el jefe de Estado.

El alcalde de Kiev Vitali Klitschko, antiguo campeón mundial de los pesos pesados, señaló que Usyk "había mostrado al mundo que los ucranianos son capaces de vencer a un adversario de más talla".

Su hermano Wladimir Klitschko, también campeón mundial de los pesados y que asistió al combate, celebró "una victoria histórica" de Usyk. "Para él perder no era una opción, estoy muy orgulloso".

Fury, sin juego limpio

En el ejército, el comandante del aire Mykola Olechtchouk estimó que "Ucrania muestra una vez más que es una nación fuerte capaz de batirse por su identidad, su lengua, su cultura y sus tradiciones".

Una unidad en combate posteó un mensaje entusiasta: "¡Gloria a Ucrania! Gloria a los que los que la defienden y la glofirican!".

Para el presentador de televisión y actor Sergiy Prytula, Usyk "ganó hoy y con él Ucrania": "¡Felicidades campeón absoluto!".

"¡Gracias a ti! Estamos orgullosos", añadió la cantante Jamala, ganadora de Eurovision en 2016.

Añadiendo el cinturón WBC de su adversario a una colección que ya incluía los de la WBA, WBO e IBF, Usyk es el primer campeón incontestado en la categoría reina desde Lennox Lewis, que lo consiguió en 1999 en Las Vegas batiendo a Evander Holyfield.

Falto de deportividad en la derrota, Fury, de 35 años, calificó de "fantástico" el combate, aunque estimando que él mereció ganar, pero que la decisión de los jueces estuvo influenciada por el contexto geopolítico y la guerra en Ucrania.

"Su país está en guerra, la gente se pone del lado del país en guerra, pero no te equivoques, en mi opinión gané esta pelea y volveré", señaló.