Sergio Rodríguez anuncia que se retira como jugador de baloncesto profesional

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Sergio Rodríguez anuncia que se retira como jugador de baloncesto profesional

Sergio Rodríguez
Sergio Rodríguezcb Photo / E. Cobos
El base canario pone fin a su trayectoria después de haber sido campeón de la Liga Endesa y segundo de la Euroliga con el Real Madrid esta temporada.

Con un extenso comunicado, Sergio Rodriguez (38) ha decidido poner fin a su andadura como jugador de baloncesto. Un camino que ha pasado por la NBA y alcanzó uno de sus puntos cumbre con la conquista del Mundial de 2006 con la selección española.

Tras dejar en el aire su posible continuidad en el club blanco o su marcha a otro equipo, el Chacho ha optado finalmente por dar un paso al costado y dejar el deporte que ama. Su adiós se suma al de Rudy Fernández, anunciado hace poco más de dos meses, por lo que el Real Madrid y España pierden al mismo tiempo dos de los máximos referentes de la última década.

"Han pasado 20 años desde que comenzó esta historia. 20 años dan para mucho. Es difícil resumir lo que siento ahora que termina esta etapa de mi vida. En realidad no es tan difícil, sólo hace falta una palabra. Gracias", inicia el de Santa Cruz de Tenerife en su misiva.

Y vaya si le ha costado acotar. En un escrito de dos páginas cargado de emociones, el Chacho ha hecho un repaso a todas sus vivencias y ha agradecido a los que le han ayudado en su brillante historia: "Ha llegado el día. He dado todo lo que tenía y he disfrutado como nunca pude imaginar con el deporte que amo. Gracias. Muchas gracias por este increíble viaje de 20 años", dice al final.

Una carrera brillante

Seguramente la palabra que mejor defina a Sergio Rodríguez como jugador sea 'talento', pero nunca le ha faltado el trabajo. Un esfuerzo que le ha llevado a lugares que todos anhelan. Tras dos temporadas sensacionales con el Estudiantes, en 2006 hizo las maletas para cumplir el sueño americano de jugar en la NBA. Tal vez la experiencia no fue como esperaba, pero disfruto de ello hasta 2010, pasando por Portland Trail Blazers, New York Knicks y Sacramento Kings.

Donde realmente demostró todo su potencial fue en Europa, vistiendo la camiseta del Real Madrid y la del CSKA ruso, con los que ganó tres Euroligas -dos de blanco y una en Rusia-. Con España, un idilio difícil de explicar que se tradujo en un Mundial, un europeo y dos medallas olímpicas.

Sergio Rodríguez
Sergio Rodríguezacb Photo / S. Gordon

Su extenso palmarés da cabida a, 3 Copas de Europa, 1 Copa Intercontinental, 4 Ligas ACB, 5 Copas del Rey, 5 Supercopas de España, 2 Trofeos VTB Liga de Rusia, 1 Liga de Italia, 2 Copas de Italia, 1 Supercopa de Italia, 1 Oro Mundobasket, 1 Oro Eurobasket, 1 Plata JJOO Londres, 1 Plata Eurobasket, 1 Bronce JJOO Río, 2 Bronces Eurobasket, 1 Oro Europeo Junior, 1 MVP de la Euroliga, 1 MVP de la Supercopa, 1 Mejor quinteto de la Euroliga, 3 Trofeos Mejor quinteto Liga ACB y 1 Mejor quinteto del Eurobasket.

Comunicado completo de Sergio Rodríguez

Ha llegado el día. Después de 20 años como jugador de Baloncesto, me gustaría compartir con todos vosotros una decisión que va a cambiar mi vida. Ha llegado el momento de poner punto final a mi carrera deportiva.

Siento que esta temporada, en la que hemos conseguido el título de la Liga ACB, la Copa y la Supercopa, es el momento perfecto para decir adiós. Siempre soñé con retirarme estando bien físicamente y ganando mi último partido. Y ahora la vida me ha ofrecido este regalo.

Finalizar mi carrera en el Real Madrid es un sueño y más aún ganando en las dos últimas temporadas 5 títulos, entre ellos la histórica Euroliga de Kaunas. Gracias presidente Florentino Pérez y Juan Carlos Sánchez, director de la Sección de Baloncesto, por permitirme en aquel verano de 2022 volver al Club en el que me siento en casa. Gracias, por supuesto, por todo y por tanto a la afición del Real Madrid. En el Wizink, y allí donde hemos viajado, me habéis acompañado de manera incondicional.

Hoy es el día para afirmar que he sido muy afortunado por todas las experiencias que he vivido durante todos estos años. Sin duda ha habido momentos duros, pero siempre he trabajado mucho para desarrollar mi pasión por el Baloncesto con un respeto inmenso por este deporte y por quienes habéis estado a mi lado.

He podido hacer realidad mis sueños de niño y he podido vivir las emociones que entonces imaginaba y que parecían inalcanzables.

Y la verdad es que he disfrutado y me he divertido desde el primer minuto en la cancha.

Debuté con el Club Estudiantes, que confió en mí cuando solo tenía 17 años. He jugado para el Club más grande del mundo, el Real Madrid, consiguiendo todos los títulos posibles, y he cumplido mi gran deseo de jugar en la NBA durante cinco temporadas. Además, he vivido dos experiencias vitales muy importantes para mí: tanto en Rusia con el CSKA como en Italia con el Olimpia Milano.

En todos esos lugares siempre sentí la confianza de sus directivos, entrenadores, compañeros, staff...

Además, he tenido el privilegio de representar a mi país con la Selección Española y conseguir 7 medallas, entre ellas una plata y un bronce en los Juegos Olímpicos, un Mundial y un Eurobasket.

Han sido momentos inolvidables.

Pero nada de esto habría sido posible sin Ana. Quiero agradecer especialmente hoy a mi mujer que me diera el apoyo imprescindible para formar una maravillosa familia mientras yo dedicaba gran parte de mi tiempo al Baloncesto. Sin su inspiración constante, su capacidad para tener claros los objetivos y su tenacidad, mi carrera profesional habría sido muy distinta. Juntos hemos recorrido el mundo. Juntos hemos crecido y nos hemos hecho fuertes en un camino increíble que ahora nos lleva a un nuevo destino en compañía de nuestros cuatro hijos. A ellos: Carmela, Greta, Sergio y Roberta, gracias porque sois el principal motivo para intentar ser mejor y hacer las cosas bien. Mi deseo es que podáis encontrar una pasión similar a la que yo he hallado en el Baloncesto.

A mis padres por su inquebrantable y constante apoyo. Ellos han sido los pilares fundamentales en mi crecimiento personal y deportivo. Estando siempre presentes me permitieron volar y desarrollarme. No fue sencillo para ellos dejarme salir de casa con catorce años pero lo hicieron con una enorme empatía y cariño.

Gracias a mi hermano Javi. Por estar siempre, sin hacer ruido, aceptando las cosas, entendiendo que mi vida requería de mucha atención por parte de mis padres. Estoy seguro de que no ha sido fácil para él, sobre todo cuando hemos estado lejos el uno del otro. Pero quiero que sepa que ha sido un gran apoyo para mí siempre que lo he necesitado. Ahora tendremos más tiempo para compartir la vida. Nunca he conocido a una persona mejor. Gracias.

No quiero olvidar hoy a José Ortiz y Arturo Ortega, mis agentes. Gracias por todos estos años de preocupación y ayuda para elegir los momentos y las decisiones adecuadas a cada circunstancia.

A Joaquín Juan, mi fisioterapeuta y, sobre todo, mi amigo durante más de quince años. Gracias por haberme ordenado y haberme hecho entender lo que significaba ser deportista profesional y cómo tenía que trabajar para ello. A Paco Zapata y Adidas por su confianza y por ser la marca deportiva que me ha acompañado desde que tengo 17 años.

Ha llegado el día. He dado todo lo que tenía y he disfrutado como nunca pude imaginar con el deporte que amo. Gracias. Muchas gracias por este increíble viaje de 20 años.