El Bayern de Pablo Laso no puede con el Unicaja antes de medirse al Madrid

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El Unicaja sorprende al Bayern antes del reencuentro entre Laso y el Madrid
Laso jugará este sábado ante el Madrid.
Laso jugará este sábado ante el Madrid.
acb Photo / F. Rodriguez
El conjunto malagueño consiguió la victoria en un encuentro que sirve para acumular rodaje de cara al arranque del curso 2023/24.

El Unicaja se llevó la victoria contra el Bayern de Múnich en un test de nivel a prácticamente una semana de participar en la Supercopa de España (ante UCAM Murcia en semifinales y frente a Real Madrid o Barcelona en la final si logran vencer al anfitrión). Y con todavía mucho trabajo por delante, las sensaciones no pueden ser mejores porque ya vencieron por 27 puntos al Monbús Obradoiro (73-100) hace sólo unos días y se impusieron este viernes por siete a un grupo que compite en Euroliga.

Un parcial de, precisamente, 7-0 en contra puso en alerta al conjunto dirigido por Pablo Laso, que volverá a España en más ocasiones durante los próximos meses. Poco a poco, de forma progresiva, los visitantes fueron entrando al duelo por medio de Carsen Edwards, quien se mostró especialmente acertado durante el segundo cuarto. Pese a que los malagueños habían dominado durante muchos minutos, el plantel germano se marchó al descanso con un favorable 38-44.

Los de Ibon Navarro se hicieron fuertes en defensa y contaron con el acierto necesario para igualar a 46. Tremmell Darden, con pasado en el Carpena, mantuvo a los suyos por delante pese a sus 41 años. Con sólo un cuarto por jugarse, el club alemán dominaba gracias a un ajustado colchón (54-58) que se rompió en pedazos después. Will Thomas (máximo realizador local con 13 tantos), Mario Saint-Superyy Dylan Osetkowski lideraron en el momento clave para finalmente ganar (80-73).

Laso, ante su pasado

El encuentro entre el Bayern y el Madrid aporta una buena dosis de morbo porque Laso va a coincidir con muchos rostros conocidos. El técnico sufrió un infarto en junio de 2022 y acabó perdiendo su puesto en la capital por unos supuestos informes médicos que eran contrarios, en forma de recomendación, a su regreso a los banquillos. Él siempre quiso volver a su trabajo y hasta dijo públicamente que nunca había visto dichos documentos.

El vitoriano, quien insistió en que su corazón funciona perfectamente e incluso sin secuelas tras lo sucedido, logró su objetivo. Aunque hay una diferencia sustancial entre ambos equipos (los blancos son los vigentes campeones continentales y los bávaros ni siquiera se clasificaron para los playoffs en la pasada edición), puede seguir disfrutando de la competición más importante de Europa y aspira a cosechar éxitos a nivel nacional. Este mismo sábado (20h00 CET) se dará cita con su pasado.