Con sufrimiento hasta el final, el Madrid ya está en semifinales (71-73)

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Con sufrimiento hasta el final, el Madrid ya está en semifinales (71-73)

Campazzo intenta una bandeja
Campazzo intenta una bandeja acb Photo / E. Santana
El Real Madrid ya está en las semifinales de la liga ACB después de volver a ganar al Gran Canaria. Nada que ver este partido con el del miércoles, donde ganó de 35 puntos. Esta vez hubo que sufrir, y mucho, en los últimos segundos para asegurar el triunfo. Los insulares, con una mayor agresividad en defensa, especialmente en la segunda mitad, estuvieron muy cerca de dar la sorpresa con una última posesión que desaprovecharon y que les mandó de vacaciones.

Había ganas de revancha en el Gran Canaria después de la paliza (105-70) sufrida en el primer partido de cuartos de final. O por lo menos, de mostrar una imagen más acorde a lo que son como equipo. Y ese objetivo sí lo cumplieron. El otro, el de ganar, lo tuvieron en su mano y aún andarán lamentándose.

Los pupilos de Lakovic lo intentaron desde el salto inicial. En el primer cuarto, con el gran inicio de Shurna y de Brussino, autores de los 13 primeros puntos de los suyos, disfrutaron de alguna renta (13-12, min. 5). Fue Campazzo, marcando el ritmo (5 puntos, 4 asistencias), el que hizo que los blancos acabasen esos primeros diez minutos con un favorable 18-25. 

Los insulares, con Happ tomando el relevo anotador y neutralizando el efecto Llull, se acercaron de nuevo (31-33, min. 15). Entonces, la máquina blanca volvió a apretar, a dominar el rebote (15 a 8) para borrarles la ilusión y marcharse al descanso con la máxima renta (33-43).

Reacción pío pío desde la defensa

Se notaba falta de agresividad en defensa, apenas siete faltas realizadas en la primera mitad ante los de Chus Mateo. Se lo recriminó Lakovic a sus jugadores en el vestuario y salieron con otra actitud defensiva. Y eso, junto a un 6/9 en triples (dos de Brussino, dos de Shurna y dos de Albicy) fue clave para equilibrar el marcador y soñar, por qué no, con el triunfo (58-58, min. 29). Aunque una canasta de Hezonja les hiciera llegar al último cuarto por detrás. 

El Gran Canaria puso en apuros al Madrid
El Gran Canaria puso en apuros al MadridACB Photo / E. Santana

El Madrid no estaba cómodo, no se esperaba que el rival regresara del abismo y de la forma en la que lo hizo. A punto incluso estuvo de verse por detrás defendiendo un 62-63. Pero su arsenal es tan amplio que, incluso padeciendo, se las arregló para coger aire mientras el aro se encogía a los insulares, que estuvieron tres minutos sin anotar. 

Pero cuanto todo el pescado parecía vendido, 64-73, de nuevo los anfitriones tiraron de raza para llegar a los últimos 16.9 segundos sólo dos abajo (71-73) y con 14 de posesión. Slaughter se la jugó con un triple demasiado forzado y luego fueron incapaces de frenar con falta a los madridistas, que se quedaron con esa última bola y con el triunfo. 

Shurna, con 19 puntos y 7 rebotes fue el mejor de los suyos. En los blancos, una vez más fue factor clave Tavares con sus 20 de valoración merced a sus 13 puntos y 8 rebotes. 

Centro de estadísticas del Dreamland Gran Canaria-Real Madrid.