Venezuela y República Dominicana pugnarán por conquistar la Serie del Caribe

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Venezuela y República Dominicana pugnarán por conquistar la Serie del Caribe
Caracas quiere volver a celebrar
Caracas quiere volver a celebrar
FEDERICO PARRA / AFP
Leones del Caracas y Tigres el Licey jugarán el viernes la final del campeonato con una revancha de lanzadores abridores entre Erick Leal y César Valdez.

José Rondón fue este jueves la gran figura de la clasificación del anfitrión Caracas, al establecer un récord de carreras impulsadas en una edición de Serie del Caribe, con 15, en camino a una victoria 7x5 frente a los colombianos Vaqueros de Montería. Dio un cuadrangular.

El abridor Guillermo Moscoso conquistó su segunda victoria del torneo, tras admitir tres hits y cinco carreras en cinco capítulos y repartir siete ponches. Anthony Vizcaya se acreditó su cuarto rescate.

Previamente, el Licey se apoyó en una solvente apertura de Esmil Rogers y un home run de Kelvin Gutiérrez para avanzar con un triunfo 8x3 sobre los mexicanos Cañeros de Los Mochis.

El campeón de República Dominicana desafía al de Venezuela en la final, en un intento de devolver al trono caribeño al béisbol del país con más títulos en el clásico, con 21.

El encuentro comenzará a las 19h30 locales (00h30 CET) en el Estadio Monumental Simón Bolívar, en Caracas.

Puerto Rico (16), México (9), Cuba (8), Venezuela (7), Panamá (2) y Colombia (1) escoltan a Dominicana en el listado de ganadores.

Leal y Valdez ya se enfrentaron en la primera fase, el domingo, un triunfo 3x2 de los Leones ante los Tigres en doce innings.

Ambos cubrieron seis entradas en blanco: Leal permitió cuatro hits y guillotinó a un rival; Valdez aceptó tres hits y propinó cuatro ponches.

Noche récord de Rondón

Rondón, quien vive una memorable Serie del Caribe, se fue de 4-2, con un vuelacercas, cuatro remolcadas y una anotada.

Llegó a 15 fletes en ocho juegos y deja atrás la marca de 13 que compartían el estadounidense Willard Brown (Cangrejeros de Santurse, 1953) y Tony Batista (Águilas Cibaeñas, 1997).

"Es increíble lo que se ha logrado, pero esto no se termina aquí", comentó en rueda de prensa el manager local, José Alguacil, al celebrar el pase. "Estoy superorgulloso de todos los jugadores que están aquí".

"Hay que estar listo en cualquier situación (...). Me preparé mentalmente para este juego, porque no podíamos subestimar a Colombia", aseveró por su parte Moscoso.

Herederos de los Caimanes de Barranquilla, que el año pasado en Santo Domingo habían ganado el primer campeonato de Colombia en una Serie del Caribe, los Vaqueros siguieron presionando hasta el final, pero el cerrador de los Leones, Vizcaya, paró en seco la amenaza.

Rogers guió

Rogers sumó su segunda victoria con el Licey en esta Serie del Caribe, al limitar a la ofensiva de los Cañeros a cinco hits y par de carreras.

El exlanzador de Rockies de Colorado, Indios de Cleveland (actuales Guardians), Azulejos de Toronto y Yanquis de Nueva York en el béisbol de las Grandes Ligas propinó tres ponches y regaló tres bases por bolas.

El antesalista Gutiérrez conectó jonrón de dos carreras en un momento clave, en la séptima entrada, después de que los aztecas se acercaran en la pizarra.

"No había tenido una ofensiva tan buena como esperaba (en el torneo), pero he venido ajustándome para que el día que llegara el turno importante ayudar al equipo", festejó.

Luis Barrera se fue de 4-3, con doble, boleto y par de anotadas. Robinson Canó y Mel Rojas Jr duplicaron y también movieron la caja registradora dos veces cada uno para la causa quisqueyana.