De Djokovic a Sinner: cinco nombres a tener en cuenta en el Abierto de Australia

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad

De Djokovic a Sinner: cinco nombres a tener en cuenta en el Abierto de Australia

Sinner, en Australia
Sinner, en Australia AFP
Novak Djokovic aspira a un undécimo título en el Abierto de Australia y, ante la ausencia del lesionado Rafa Nadal, son varios los jóvenes llamados a hacer frente a la leyenda serbia.

Estos son los cinco hombres con opciones más serias de conquistar el primer Grand Slam del año, que comienza el domingo:

 Novak Djokovic 

A sus 36 años, el único hombre que ostenta 24 'Grandes' en su palmarés sigue siendo el rival a batir y el defensor del título, conquistado en 2023 tras derrotar en la final a Stefanos Tsitsipas.

El serbio concluyó el año pasado como número 1 del mundo después de haber conquistado tres de los cuatro torneos de Grand Slam, siendo Carlos Alcaraz el único que lo privó del pleno al derrotarle en una ya legendaria final.

En total, Djokovic cosechó siete títulos en 2023 que con los que sitúa su marca en 98.

Sin embargo, en este inicio de temporada ha sembrado ciertas dudas como consecuencia de unas molestias en la muñeca derecha y una derrota ante el australiano Alex de Miñaur en la United Cup la semana pasada.

Carlos Alcaraz 

El español de 20 años encarna como ningún otro el esperado relevo generacional del 'Big Three', más aún después de su victoria ante Djokovic en Wimbledon.

Antes, su primer título de Grand Slam en el Abierto de Estados Unidos en 2022 lo convirtió en el campeón más joven de un 'Grande' masculino desde que Nadal conquistase su primer Roland Garros en 2005.

También se convirtió en el hombre más joven en escalar al primer puesto del ranking mundial.

Actualmente N.2 detrás de 'Nole', Alcaraz llega a Australia como un serio aspirante y con la expectativa en 2024 de mejorar los seis títulos cosechados en 2023.

Desde Wimbledon, Alcaraz se ha enfrentado en dos ocasiones a Djokovic, las dos en superficie dura, y ambas saldadas con victoria del serbio.

Daniil Medvedev 

El ruso de 27 años, dos veces finalista del Abierto de Australia, se quedó a un paso de la gloria primero ante Djokovic en 2021, antes de caer frente a Nadal un año después.

Aquella dolorosa derrota en 2022 tuvo un impacto en el juego de Medvedev, que no logró recuperar su mejor nivel el resto del año y salió incluso del Top 10.

Pero resurgió en 2023 y su nombre vuelve a aparecer en las quinielas como favorito al título después de haber ganado 66 partidos el año pasado, más que ningún otro tenista.

El campeón del US Open de 2021 ha vuelto a ocupar el tercer puesto del ranking mundial y arrancará su recorrido hacia un segundo 'Grande' tras una discreta preparación, más centrado en los entrenamientos individuales que en los torneos.

Jannik Sinner 

El italiano de 22 años dio un paso al frente en 2023 al ganar su primer Masters 1000, en Toronto, y llegando al partido por el título en las ATP Finals, donde se estrelló contra el muro Djokovic.

También jugó un rol decisivo para ayudar a Italia a conquistar la Copa Davis, derrotando al serbio por el camino.

Merced a sus actuaciones se han generado grandes expectativas en torno al espigado pelirrojo, y para muchos es sólo cuestión de tiempo que el antiguo campeón de esquí se apunte su primer 'Grande'.

Cuarto del mundo, Sinner también ganó títulos en Montpellier, Viena y Pekín la pasada temporada, logrando victorias ante Alcaraz y Medvedev.

Alex de Miñaur 

El australiano se postula como el tapado para el Grand Slam que juega en casa después de su sensacional inicio de año, derrotando consecutivamente a tres tenistas del Top 10 en la United Cup.

Djokovic, Alexander Zverev y Taylor Fritz sucumbieron ante un jugador que ha dado un salto tras la mejora de su servicio y de su revés.

Ello propulsó al jugador de 24 años al Top 10, convirtiéndose en el primer australiano en figurar entre los diez mejores del mundo desde el antiguo número 1 del mundo Lleyton Hewitt en 2006.

El mejor resultado de De Miñaur en un 'Grande' son los cuartos de final en el US Open de 2020, pero en Melbourne nunca ha pasado de octavos.

Llega sin embargo pleno de confianza a un torneo que no gana un australiano desde Mark Edmondson en 1976.