Siguiendo los pasos de Alcaraz, Sinner o Rune: las grandes promesas del tenis

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Siguiendo los pasos de Alcaraz, Sinner o Rune: las grandes promesas del tenis
Luca van Assche es uno de los jugadores a seguir en el futuro
Luca van Assche es uno de los jugadores a seguir en el futuro
Profimedia
Las NextGen Finals se están disputando actualmente en Jeddah, Arabia Saudí, donde ocho de los mayores talentos del tenis están compitiendo entre sí. Flashscore te ofrece un perfil de los ocho, todos ellos con potencial para suceder a Novak Djokovic en lo más alto de la clasificación mundial en un futuro a medio o largo plazo.

Aquí está el análisis de cada uno de las jóvenes promesas del tenis mundial.

Arthur Fils

El tenis francés está en crisis desde hace mucho tiempo. Los tiempos de Yannick Noah y Guy Forget han quedado atrás y Richard Gasquet sólo ha tenido rachas muy breves de éxito en el otoño de su carrera. Sin embargo, los franceses tienen un futuro prometedor con Arthus Fils y Luca van Assche.

Ha sido realmente una temporada en la que el joven francés ha irrumpido en la escena tenística. Fils ha realizado una campaña fantástica, que culminó justo antes de Roland Garros, donde ganó el torneo ATP-250 de Lyon.

Como junior, Arthur Fils ganó la Orange Bowl y a menudo se le ha comparado con Joe Wilfried Tsonga por su potente derecha y su duro saque. Pero su personalidad y su capacidad para cubrir la pista recuerdan más a Gaël Monfils. Sin embargo, también tiene su propio estilo distintivo, en el que sus habilidades defensivas van a la par de su talento ofensivo, con un físico excepcional y sin puntos débiles.

Arthur Fils en un momento de júbilo
Profimedia

Luca van Assche:

Junto con Arthus Fils, Van Assche, de 19 años, aficionado a las matemáticas en su tiempo libre, es el jugador más joven del Top 100 de la clasificación mundial. Van Assche rompió la barrera mágica del Top 100 al ganar el torneo ATP de Estoril (Portugal).

De padre belga y madre italiana, ganó 10 partidos en el circuito ATP esta temporada y alcanzó los cuartos de final en Hamburgo y Metz. Sin embargo, físicamente necesita mejorar, ya que sus golpes de fondo carecen de potencia y, en general, no es un jugador que pegue muchos golpes ganadores.

Mide 1,78 cm, lo que no es gran cosa en el ATP Tour, donde muchos jugadores miden al menos diez centímetros más. Sin embargo, hay muchos jugadores relativamente pequeños, como Diego Schwartzman o David Goffin, que han llegado muy lejos a pesar de su escasa estatura.

 

Hamad Medjedovic:

Este talento de 20 años de la pequeña ciudad serbia de Novi Pazar solo lleva jugando profesionalmente desde 2021 y solo ha disputado el cuadro principal de un gran torneo en dos ocasiones. Hamad Medjedovic también es probablemente solo conocido por los mayores frikis del tenis. Pero el serbio de 20 años tiene un fan muy especial: Novak Djokovic.

La veterana superestrella apoya al joven de 20 años a todos los niveles, incluido el económico.

"Me da todo lo que necesito para mi carrera. Lo ha organizado todo. Me ha ayudado donde lo he necesitado y me ayuda en todo. Estoy feliz de que esté ahí para mí", dice Medjedovic de su famoso benefactor.

En la clasificación de la ATP, la ayuda del número uno del mundo ya se deja sentir. Medjedovic comenzó 2023 en el puesto 255 y actualmente ocupa el 107.

Mejedovic es el próximo serbio en tomar el relevo de Djokovic
Profimedia

Dominic Stricker:

El suizo Dominic Stricker, tercer cabeza de serie, es el único jugador que regresa de las Next Gen ATP Finals del año pasado en Milán, donde llegó a semifinales. El zurdo de 21 años ha ascendido al número 88 de la clasificación mundial gracias a resultados prometedores como los cuartos de final en casa, en Basilea, y la cuarta ronda en el US Open.

En mayo ganó su quinto Challenger en el Abierto de Praga, convirtiéndose en el único jugador suizo que gana cinco títulos Challenger antes de cumplir 21 años.

En el pasado, Stricker ha tenido un enfoque un tanto laxo de la dieta correcta, con predilección por el chocolate y los pasteles y sin centrarse seriamente en el calentamiento adecuado para los partidos.

Esto se ha sistematizado desde que Dieter Kindlmann, que anteriormente trabajó con Maria Sharapova, Madison Keys y Aryna Sabalenka, asumió el cargo de entrenador de Stricker.

Stricker tiene ahora mucho trabajo por delante si quiere estar a la altura de Roger Federer y Stanislaw Wawrinka.

 

Abdullah Shelbayh

El jordano Abdullah Shelbayh ha saltado del puesto 524 que ocupaba el año pasado al 185, su mejor clasificación. Cuando Abdullah Shelbayh decidió convertirse en profesional el pasado mes de mayo, después de intentarlo en la universidad durante un año, probablemente no podía predecir que subiría del puesto 1.293 al 276 de la clasificación en nueve meses.

Shelbayh, natural, es el primer jugador de Jordania que alcanza este nivel en este deporte. En 2018, él y su familia tomaron una decisión que cambiaría el curso de su vida; lo enviaron a la academia de Rafael Nadal en Mallorca.

Fue con la ayuda de la princesa jordana Lara Faisal, quien invitó a Toni Nadal, tío y ex entrenador de Rafael Nadal, a ir a Jordania y ver si Shelbayh tenía lo que se necesitaba para unirse a la academia.

El resto es historia, y Shelbayh podría ser uno de los nombres más interesantes de la próxima temporada.

Shelbayh creció en la academia de Nadal
Profimedia

 

Alex Michelsen

Tras unos años mediocres, el tenis estadounidense también está en alza con jugadores como Bryan Shelton, Tommy Paul y Taylor Fritz. Pero dentro de unos años, también habrá que seguir de cerca a Alex Michelsen, quien dio el mayor salto al Top 100 el año pasado, subiendo 504 puestos desde el nº 601 al nº 97.

Antes del verano, Michelsen era considerado un diamante en bruto en su camino hacia la Universidad de Georgia, donde perfeccionaría su juego y finalmente, con suerte, daría el salto al circuito profesional.

Pero después de ganarlo casi todo en la gira challenger -la liga menor del tenis- en los últimos meses antes del US Open con impresionantes victorias sobre jugadores destacados y experimentados, Michelsen decidió renunciar a la universidad y hacerse profesional.

Con su ADN tenístico integrado (ya que ambos padres jugaron al tenis profesional), Michelsen casi no tiene debilidades y su capacidad polifacética se ve acentuada por el hecho de que ahora juega como diestro, aunque de niño era jugador de béisbol zurdo.

 

Luca Nardi

Terminamos con dos italianos que demuestran el enorme talento que está surgiendo actualmente en el país de la bota. Los italianos lo demostraron el fin de semana al derrotar a Serbia en el partido por el trofeo de la Copa Davis.

Luca Nardi, de 20 años, tres meses más joven que Carlos Alcaraz, empezó 2022 en el puesto 346 del mundo, pero ha ido ascendiendo hasta el 115, su mejor clasificación.

Gran aficionado al equipo de fútbol del Nápoles, Nardi jugó la mayoría de sus partidos en la categoría ATP Challenger en 2023, ganando dos torneos.

Nardi es un sólido jugador de fondo de pista al que también le gusta dictar el juego con su derecha, pero sobre todo es un excelente jugador defensivo que, al más puro estilo Caroline Wozniacki, siempre obliga al rival a jugar al menos una bola más. Es uno de los jugadores más rápidos del ATP Tour, cubre la pista casi a la perfección y tiene el don de desgastar a su rival con su inmensa resistencia física para hacer que el sol se ponga negro.

Luca es Nardi es un sólido jugador de base
Profimedia

 

Flavio Cobolli

Cobolli, al igual que Nardi, creció en tierra batida, donde ha desarrollado un sólido juego desde la línea de fondo. En muchos aspectos, es casi un calco de Nardi, ya que también es muy atlético, cubre la pista magníficamente y es el más rápido de los jugadores que compiten en las ATP NextGen Finals.

Cobolli es un jugador joven que, a juzgar por sus actuaciones, tiene muchas ganas de desafiar a los jugadores consagrados del circuito. Por lo general, la pista dura está lejos de ser su superficie favorita, pero ya ha demostrado en 2023 que su talento puede producir fácilmente resultados en superficies distintas a la tierra batida, ya que jugó brillantemente en el torneo ATP 250 de Pune.

Actualmente ocupa el puesto número 100 del mundo, que es su mejor clasificación histórica después de terminar la temporada 2020 fuera de los 900 primeros. Ganó su primer título Challenger el año pasado en Zardar y se clasificó para un torneo ATP por primera vez cuando participó en el torneo ATP de Múnich esta primavera.