Svitolina, la tenista ucraniana que renace y busca sorprender en Roland Garros

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Svitolina, la tenista ucraniana que renace y busca sorprender en Roland Garros
Elina Svitolina, tenista ucraniana
Elina Svitolina, tenista ucraniana
AFP
"Me siento casi como si tuviera 17 años de nuevo". Adoptada por el público francés, la ucraniana Elina Svitolina renace en Roland Garros, donde se coló en los cuartos de su primer Grand Slam tras un parón marcado por la guerra en su país y una baja por maternidad.

Sobre la arcilla parisina, Svitolina levanta pasiones entre el público que la ha adoptado como a una más: al fin y al cabo la jugadora de 28 años está casada con el popular tenista francés Gaël Monfils, padre de su primera hija.

"Desde la primera ronda, la gente me animó cada vez más, es muy especial", explicó el domingo en una rueda de prensa tras clasificarse para cuartos en su primer Grand Slam desde que volviera tras su parón.

"Llevo más de cinco años con Gaël, pero no me esperaba que fuera a ser así este año".

La exnúmero tres mundial, ahora N.192, estuvo alejada del circuito WTA durante un año, primero por su salud mental y la invasión rusa en Ucrania, y después para dar a luz a su hija Skaï, en octubre.

 "Más libre" 

Svitolina, que a su regreso en abril quedó relegada al N. 1.344, entró en el torneo gracias al ranking protegido y no desaprovechó la oportunidad, llegando por cuarta vez en su carrera a los cuartos de Roland Garros.

Justo antes del Grand Slam francés, la ucraniana, que cuenta con 17 títulos en su palmarés, triunfó en el WTA 250 de Estrasburgo (Francia), un primer paso para reconquistar la gloria.

"Yo me pongo presión porque quiero ganar un Grand Slam", admitió el domingo sobre el torneo mayor que falta en su destacada carrera. "Pero no hay presión externa. Al comienzo del torneo, nadie esperaba que viniese a Roland Garros y llegara a cuartos".

"Me siento casi como si tuviera 17 años de nuevo y llegara fresca al circuito. No estoy defendiendo puntos, así que me siento más libre", añadió.

Svitolina, en Roland Garros
AFP

 "Estoy con Ucrania" 

En cuartos de final, Svitolina se enfrentará a la bielorrusa Aryna Sabalenka (2ª), muy criticada por sus presuntos lazos con su presidente Alexander Lukashenko, cercano al Kremlin.

La guerra en Ucrania monopolizó sus primeras ruedas de prensa y Sabalenka decidió, de acuerdo con el torneo, no comparecer por el momento ante la prensa al no sentirse "segura".

Por su parte, Svitolina tomó la decisión de no dar la mano a las jugadoras rusas y bielorrusas a las que se enfrentó en el torneo, como protesta por la guerra.

Sin embargo, supo agradecer la posición de su última rival, la rusa Daria Kasatkina (9ª), que condenó varias veces la invasión pero aún así se despidió del torneo entre abucheos.

"Es una persona muy valiente por decirlo públicamente, no muchos jugadores lo hicieron", dijo el domingo la ucraniana, que prefirió levantar su pulgar hacia Kasatkina al término del partido.

"Soy ucraniana, hago todo lo posible para apoyar a los que están en el frente, que luchan por nuestro país", se justificó el pasado viernes. "Represento a mi país. Tengo una voz y estoy con Ucrania".