Chicago rompe la racha de Boston y los Pelicans machacan a unos diezmados Warriors

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Chicago rompe la racha de Boston y los Pelicans machacan a unos diezmados Warriors
Actualizado
Chicago rompe la racha de Boston y los Pelicans machacan a unos diezmados Warriors
Chicago rompe la racha de Boston y los Pelicans machacan a unos diezmados Warriors
Reuters
La noche del lunes al martes en la NBA deparó el fin de la racha triunfal de Boston, que cayó en su visita a Chicago. Además, los Warriors dieron descanso a todas sus estrellas y los Pelicans se aprovecharon para hacer sangre en una jornada donde tanto Indiana como Cleveland, Minnesota y Los Angeles Clippers demostraron que siguen en forma

Chicago Bulls - Boston Celtics (121-107)

Ambos equipos venían con rachas diamentralmente opuestas. Mientras que los Bulls estaban decepcionando a todos sus seguidores y tan solo habían ganado un partido de sus últimos siete, los Celtics llegaban al United Center volando con nueve triunfos consecutivos. 

Pero Chicago tiró de orgullo y no dio opciones a los de Boston gracias al buen partido de sus estrellas DeMar DeRozan, que acabó con 28 puntos, ocho rebotes y cuatro asistencias, y Zach LaVine (22-5-5). Se vivió una bonita batalla de jugadores All-Star, puesto que los visitantes Jayson Tatum (28-11-7) y Jalen Brown (25-7-2) tampoco faltaron a la cita, aunque no pudieron hacer que los suyos ganaran por décima vez seguida pese a que siguen líderes de la conferencia este con un balance de 13-4.

New Orleans Pelicans - Golden State Warriors (128-83)

Se juntaron dos factores para la estrepitosa derrota de los Warriors. Una, que tan solo han podido ganar un partido fuera de casa en toda la temporada. Y la segunda, que ante los Pelicans Steve Kerr dio descanso a toda la columna vertebral de los vigentes campeones (Stephen Curry, Klay Thompson, Draymond Green y Andrew Wiggins). El resultado era inevitable.

Brandon Ingram anotó 34 puntos, su máximo de la temporada, y los de Nueva Orleans ya son sextos en el oeste (los de San Francisco, en un arranque de campaña para olvidar, son undécimos). Por parte de los Warriors, el más acertado fue Jordan Poole, que anotó 26 puntos.

Tal fue la paliza, que hasta Willy Hernangómez tuvo minutos, algo casi insólito por desgracia para el MVP del pasado Eurobasket. El español jugó siete minutos y 22 segundos en los que anotó cinco puntos y cogió dos rebotes.

Cleveland Cavaliers -Atlanta Hawks (114-102)

El choque se vendió como el duelo entre dos de las mejores parejas de jugadores exteriores de la NBA: Donovan Mitchell y Darius Garland para los Cavs, y Trae Young y Dejounte Murray para los Hawks. Tres de las cuatro patas de esta mesa cumplieron, pero una no, la de Murray, y por eso los de Atlanta sucumbieron en Cleveland.

La dupla de los de Ohio se combinó para 55 puntos y 18 asistencias, mientras que la de Georgia se quedó en 36 y 16 (Murray solo pudo aportar 11 tantos con cuatro de 17 en tiros) en la que fue la tercera victoria consecutiva de Cleveland, que es tercero en la conferencia este, mientras que los Hawks son quintos.

Minnesota Timberwolves - Miami Heat (105-101)

Tras un decepcionante comienzo de curso, Minnesota comienza a demostrar por qué se le ponía como uno de los equipos, a priori, más complicados de derrotar en el oeste. Con la lograda ante los Heat, ya son cuatro victorias seguidas, lo que les permite entrar en puestos de play-in. Todo lo contrario sucede en Miami, que lleva cuatro derrotas consecutivas aunque con la excusa de no contar ni con Butler ni con Herro.

Los de Florida ganaban por 14 puntos en el tercer cuarto, hasta que los locales aceleraron para lograr un parcial de 37-19 con el que continuaron su dinámica positiva.

Karl-Anthony Towns rozó el triple doble con 25 puntos, ocho rebotes y nueve asistencias, que se sumaron al 22-7-4 de Anthony Edwards, por lo que no hizo falta la aportación de un Rudy Gobert que sigue de capa caída y se quedó en cuatro puntos y nueve rebotes.

El veterano base Kyle Lowry fue el mejor de los de Eric Spoelstra con 21 tantos, cinco rebotes y nueve asistencias, pero ni él ni su compañero Max Struss estuvieron acertados desde la línea de tres y se combinaron para un pobre ocho de 26.

Milwaukee Bucks - Portland Trail Blazers (119-111)

Los Bucks, pese a que no están en un gran momento de forma, siguen a la estela de Boston y son segundos en la conferencia este gracias a la victoria ante unos Blazers que se empiezan a desinflar y llevan cuatro derrotas en sus últimos cinco partidos, cayendo hasta la séptima posición en el oeste.

Giannis Antetokounmpo anotó 37 puntos, el máximo del encuentro, a pesar de sus problemas en la línea de tiros libres (12 de 19), y Milwaukee, gracias a un parcial de 30-18 en el tercer cuarto, encarriló el choque. Tanto Jrue Holiday como Grayson Allen aportaron 17 puntos cada uno para los Bucks, una ayuda suficiente para contrarrestar el buen partido de Anfernee Simons, que de nuevo aprovechó la ausencia de Damian Lillard para ser lo más destaco de los de Oregón con 29 puntos, cuatro rebotes y cinco asistencias. 

El hispanocongoleño Serge Ibaka no tuvo apenas protagonismo en el encuentro, puesto que se quedó en un punto en los cuatro minutos y 11 segundos que estuvo sobre el parqué del Fiserv Forum.

Indiana Pacers - Orlando Magic (123-102)

Quinta victoria consecutiva para unos Pacers que ya son cuartos en el este. Hasta 71 fueron los puntos que sus suplentes anotaron ante Orlando, que sigue sin poder contar con su número uno del pasado Draft, Paolo Banchero. 

Indiana fraguó su ventaja en los cuartos intermedios, donde logró un parcial de 59-39 que fue insalvable para los Magic. El movimiento de balón fue la clave, con, un día más, Haliburton (el jugador de la semana en la conferencia este) como director de orquesta con 14 asistencias (y 18 puntos) y otros 10 pases de canasta de McConnell, aunque el máximo anotador fue Bennedict Mathurin con 22. Por parte de Orlando, el germano Wagner fue el mejor con 20 puntos, seis rebotes y tres asistencias.

Oklahoma City Thunder - New Knicks (119-129)

Jalen Brunson, con 14 de 20 en tiros, anotó 34 puntos, su máximo en la 22-23, para llevar a Nueva York al triunfo ante Oklahoma. Además ayudó con nueve asistencias al gran partido de sus compañeros RJ Barrett y Julius Randle, que metieron 25 puntos cada uno y los Knicks, novenos en el este, rompieron una racha de dos derrotas consecutivas. Además, Randle añadió 11 rebotes y Barrett, ocho.

El enésimo gran encuentro de Shai Gilgeous-Alexander, que lideró a los Thunder con 30 puntos, cinco rebotes y siete asistencias, no fue suficiente, aunque estuvo bien escoltado por Luguentz Dort (24-8-3) y por Josh Giddey, que estuvo cerda del triple doble (18-9-7), pero su equipo nunca tuvo opciones en el choque y ya se encuentra en duodécima posición en la clasificación del oeste.

Los Angeles Clippers - Utah Jazz (121-114)

Duelo de dinámicas contrapuestas en California. Los Jazz ya han perdido cuatro de sus últimos seis partidos, pero su sorprendente inicio de temporada hace que sigan líderes en la conferencia oeste. Por su parte, los Clippers, un equipo que todos los expertos ponían como de los candidatos al título, ya empiezan a carburar y son cuartos.

Parecía que los angelinos lo tenían hecho, pero un parcial de 26-10 de los de Salt Lake City les puso por encima, aunque su empuje se esfumó en los últimos minutos y los locales se impusieron a pesar de la ausencia tanto de Kawhi Leonard como de Paul George, sus dos mejores jugadores.

Por este motivo, Norman Powell y Reggie cobraron protagonismo y fueron los mejores de los suyos con 30 y 27 puntos, respectivamente. Por parte de los Jazz, los más destacados fueron Jordan Clarkson (26-4-4) y el finlandés Lauri Markkanen (25-10-3),