Opinión: Xavi encuentra en Gavi la transición perfecta hacia la anhelada nueva era culé

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Opinión: Xavi encuentra en Gavi la transición perfecta hacia la anhelada nueva era culé
Gavi y Pedri, estandartes del mediocampo culé
Gavi y Pedri, estandartes del mediocampo culé
AFP
El centrocampista andaluz fue la gran figura del clásico. Xavi solventa las dificultades tácticas del Barcelona y, después de más de una temporada, conquista su primer título como entrenador del club

Si existe un club especializado en generar ídolos menores de 25 años ese es el Barcelona. Si existe un entrenador que convivió con un deportista que marcó una generación ese es Xavi. Si existe un futbolista que en la actualidad despliegue potencia física, manejo de balón y determinación ese es Gavi (18).

18 años son más que suficientes. Él celebra en su mayoría de edad un títululo de oro. Gavi condujo al Barça. Lideró el la ofensiva del centro del campo. Evitó junto con Sergio Busquets (34) y Frenkie De Jong (25) la circulación de la pelota del Real Madrid, el vigente campeón de la Copa de Europa.

El primer título de Xavi llega después de los Reyes Magos. Nunca es tarde para recibir un trofeo. Era necesario limpiar el polvo de las vitrinas del Camp Nou. El Barça no sentía la alegría inherente que despierta el factor de ser campeón desde el 2021 cuando Ronald Koeman llevó al club a conquistar  la Copa del Rey en el que fue la última medalla dorada de Lionel Messi (35) con los blaugrana. 

La Supercopa no es la competición más importante de la temporada. Está claro. El vencer al Real Madrid, el efectuar un fútbol de alta intensidad, el impedir la creatividad de Benzema (35) y limitar con Araujo (23) los desbordes de Vinicius (22), en contraste, son un nuevo símbolo para una hinchada culé que se abrazó al sufrimiento en los últimos años. 

El Madrid, cansado, se entregó por completo al dominio rival. El enero negro de los de Carletto tendrá que ser solventado en el mes del amor. Febrero significa Champions. La Copa de Europa expone un semejante especial y único con la entidad de Chamartín. 

El Barça, en cambio, tendrá que conformarse con disputar la Europa League. El proyecto de Xavi al fin se encuentra con la anhelada nueva era. La Supercopa es el primer título post-Messi. El entrenador de Terrassa recibe los frutos que sembró en más de una temporada. Él aterrizó de emergencia en la Ciudad Condal. Era el técnico de la transición. Terminó por quedarse y, hasta ahora, efectúa un gran trabajo que deja al Barça como líder de LaLiga, como campeón de la Supercopa y como superviviente de la Copa del Rey. 

¡Barcelona celebra un trofeo dos años después!. Enhorabuena cules. Nadie lo merece más que ustedes.