Messi, baja confirmada contra el Mónaco por unas molestias en los isquios

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Messi, baja confirmada contra el Mónaco por unas molestias en los isquios
Messi estará listo para jugar contra el Bayern
Messi estará listo para jugar contra el Bayern
AFP
El atacante argentino se ve obligado a parar frente al conjunto del principado debido a unos problemas musculares, aunque se espera que pueda estar disponible para jugar ante el Bayern Múnich.

Leo Messi (35) se perderá en partido frente al Mónaco debido a una pequeña lesión en los isquiotibiales, como ha informado el Paris Saint-Germain. Ausencia importantísima para jugar el que sin duda es uno de los encuentros más complicados de la Ligue 1. Neymar Júnior se queda 'solo' porque Kylian Mbappé tampoco estará disponible debido al contratiempo que sufrió recientemente, una dolencia de mayor gravedad en comparación con la del argentino.

No es buen momento para el equipo de la capital porque cayó eliminado en la Copa de Francia y se avecina una eliminatoria durísima que requiere del mejor nivel de todos los jugadores. El astro con pasado en el Barcelona estará de vuelta a los entrenamientos el lunes, lo que confirma su disponibilidad para el choque frente a los germanos. No parece que vaya a llegar en el mejor estado de forma posible, pero tampoco lo necesita para ser decisivo, independientemente de quién esté enfrente.

Los monegascos (4º) pueden presumir de un dato que habla muy bien de sus prestaciones a nivel ofensivo, ya que marcaron al menos un gol en sus últimos 32 partidos de Ligue 1. Además, están a solo dos puntos del Lens y del Marsella, pero a una decena del actual líder. Mucho tiene que cambiar la situación para que lleguen al último tramo de la competición con algunas opciones de pelear el título. Lograr una plaza para la Champions League, sin duda, es el gran objetivo que tiene la entidad.

Más ambiciosas son las aspiraciones del equipo parisino, cuyo objetivo es levantar todos los trofeos posibles, pero especialmente el de la máxima competición continental. El Bayern es un escollo duro para una eliminatoria como los octavos de final, pero si algo motivó la llegada de Messi a la entidad, entre otros motivos, fue la necesidad y casi ansiedad por levantar la primera Orejona. Ganar el torneo regular ya es casi una obligación para un club que no podrá lograr el triplete.