Premier League: Jurgen Klopp, 'The Normal One' convertido en leyenda del Liverpool

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Jürgen Klopp, 'The Normal One', convertido en leyenda de Anfield

Jürgen Klopp, 'The Normal One' convertido en leyenda de Anfield
Jürgen Klopp, 'The Normal One' convertido en leyenda de AnfieldProfimedia
En Liverpool, Jürgen Klopp (56) no caminará nunca solo. Autoproclamado 'The Normal One' a su llegada, el alemán se despide de Anfield como héroe adorado del pueblo rojo, al que ha conquistado con su energía comunicativa, humildad y un fútbol furioso que trajo sonrisas y títulos.

El último capítulo de la historia de amor entre Klopp y la ciudad de Liverpool tendrá lugar el domingo, en el cierre de la Premier League contra el Wolverhampton, con un "You'll Never Walk Alone" ("Nunca caminarás solo"), el himno del equipo, cantado con emoción por los hinchas.

"Decir adiós nunca es agradable, pero decir adiós sin sentirse triste o lastimado, eso hubiera significado que el momento no fue maravilloso", declaró el técnico el viernes, "en paz", en su última conferencia de prensa "en una ciudad maravillosa, muy especial".

En enero, el cielo se cayó para los aficionados de los Reds, sorprendidos por el anuncio sorpresa de su salida al final de temporada.

Sucesor en el imaginario colectivo del mítico Bill Shankly, entrenador en los años 60 y 70, Klopp, de 56 años, siempre ha mostrado su simbiosis con la ciudad portuaria: "Está hecha para mí y yo estoy hecho para Liverpool".

La historia comenzó en octubre de 2015. En una rueda de prensa se refirió a sí mismo como 'The Normal One', en oposición al 'The Special One' que había utilizado una década antes Jose Mourinho para describirse cuando aterrizó en el Chelsea.

Con humor y modestia, levantó a un equipo orgulloso de sus orígenes, siempre en oposición al poder de Londres.

"Pude haber crecido aquí"

El éxito no fue inmediato, pero finalmente llegó. Klopp se convirtió en el único entrenador de los Reds en haber ganado todos los títulos posibles: La Premier League, las copas nacionales, la Liga de Campeones, el Mundial de Clubes y la Supercopa de Europa.

Antiguo modesto jugador del Mainz, ya había logrado milagros con el Borussia Dortmund, campeón de la Bundesliga en 2011 y 2012. Dejar el 'Muro Amarillo' por el 'Kop' rojo fue una apuesta valiente cuando el equipo era décimo y no había conquistado la Premier League desde 1990.

"Pude crecer aquí", señaló Klopp recientemente en un vídeo del club. "Lo más importante es la gente, la solidaridad, la conexión, el corazón... Sabía que me iba a encantar estar aquí".

"Es un gran comunicador, un 'showman'", le describió el antiguo capitán Graeme Souness. "Le conviene perfectamente al Liverpool porque siente la energía existente".

Fracasos, títulos y salida contratada

El camino a la gloria comenzó con tres finales perdidas: Copa de la Liga, Liga Europa y Liga de Campeones. Además el Liverpool finalizó segundo por detrás del Manchester City de Pep Guardiola en el curso 2018-19 a pesar de haber logrado 97 puntos, el récord del club.

El equipo ganó finalmente el campeonato en 2020, en plena pandemia de covid, con los estadios vacíos y la gente en sus casas.

La marea roja sí había estado a la altura un año antes, cuando el conjunto de Klopp ganó en Madrid la Liga de Campeones, venciendo en la final al Tottenham, 14 años años después de la anterior, 'el milagro de Estambul' contra el Milan.

Klopp se va de Anfield tras un último curso sin trofeos por debajo de lo esperado, pero su figura no ha perdido brillo.

"Cuando uno es entrenador del Liverpool, antes de poner el pie en el campo, la gente te ama, hasta que los decepcionas. Nosotros nunca les hemos decepcionado. Estoy en paz, es maravilloso saber que pasé una gran parte de mi vida aquí", cerró.