Ferran Torres, el tiburón que muerde en el Barcelona y en la selección española

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Ferran Torres, el tiburón de la selección, dispuesto a seguir hincando los dientes
Ferran Torres celebra un gol con la selección española
Ferran Torres celebra un gol con la selección española
RFEF
Ferran Torres (23) es el claro ejemplo de cómo darle la vuelta a una situación complicada. Perdió su sitio en el Barcelona, donde le empujaron a salir, y, por consiguiente, también en la selección española. Pero sus actuaciones en estos primeros meses de temporada le han hecho regresar por sus fueros al lugar que cree merecer.

Luis de la Fuente se acordó del valenciano cuando tuvo que suplir a Dani Olmo y a Marco Asensio en la anterior ventana internacional. Y el del Barça respondió con un gol ante Chipre y unas actuaciones que le han hecho mantenerse en La Roja.

No ha sido fácil su camino para superar la situación de no entrar en los planes de los entrenadores. Pero Ferran Torres lo ha hecho. ¿Su receta? "Con disciplina, con trabajo constante y con la cabeza bien tranquila. Haciendo al máximo lo que puedes controlar y lo que está en tus manos".

En sus manos no, pero en sus pies, el extremo lleva 17 goles en 36 partidos como internacional absoluto, casi un tanto cada dos partidos. "Estoy muy contento de estar en la selección, de estar con mis compañeros. Con muchas ganas del partido del jueves". 

El tiburón

Precisamente, esa actitud de resiliencia que ha tenido, de superar la presión y verse contra la espada y la pared, la puso en práctica Ferran Torres con otros compañeros del Barcelona en su misma situación. Y en pretemporada, bromeando sobre sus opciones de salir, apareció el mote de tiburón con el que ahora se reconoce a sí mismo. "En pretemporada empezó como una broma con Eric (García), con Iñi (Iñigo Martínez), con Marcos Alonso y alguno más como Sergi Roberto. Empezó con los emoticonos y se quedó ahí. Yo me lo fui creyendo y me gusta mucho el apodo".

Habrá que ver si Ferran es capaz de seguir cazando goles. Escocia y Noruega son las próximas víctimas a las que poder hincarle el diente.