El segundo episodio de la "era De la Fuente" acaba en batacazo en Escocia (2-0)

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El segundo episodio de la "era De la Fuente" acaba en batacazo en Escocia (2-0)
McTominay fue el héroe escocés con sus dos goles.
McTominay fue el héroe escocés con sus dos goles.
AFP
Una incapaz selección española cayó por 2-0 ante la escocesa en su visita a Hampden Park. Dos graves errores de Pedro Porro al inicio de la primera parte y de Dani Carvajal al comienzo de la segunda propiciaron dos goles prácticamente idénticos de McTominay, que fue la figura del encuentro con su doblete ante un equipo de Luis de la Fuente que solo pudo encontrar situaciones de peligro colgando balones al área.

Si he hecho eso antes y me ha ido bien, ¿por qué cambiar?”, comentaba un probablemente iluso Luis de la Fuente en la previa sobre el hecho de que con la selección española sub-21 siempre solía hacer varios cambios de un partido a otro y le daba buen resultado.

En Hampden Park, el técnico riojano cambió radicalmente el once titular respecto al que sacó en su debut ante Noruega del pasado sábado. De hecho, es más fácil nombrar a los tres futbolistas que repitieron titularidad: el portero, Kepa, y la pareja en el doble pivote, Rodri y Merino.

El plan no salió bien, puesto que Escocia comenzó mejor plantada sobre el terreno de juego y buscando incluso tener el control del balón para jugar en campo rival. Lejos queda aquel fútbol británico de toda la vida a base de balones aéreos y juego directo.

El resbalón de Porro originó el primero de McTominay

Pero la acción que decantó la balanza en el minuto 7 poco tuvo que ver con estilos de juego ni otro tipo de filosofías, sino con algo mucho más imprevisible y mundano como es un simple resbalón.

Pedro Porro pisó mal y cayó al suelo, lo que Robertson aprovechó para hacerse con el balón y, desde la línea de fondo, poner un pase raso al punto de penalti, donde apareció McTominay para disparar a placer. En el colmo de la mala suerte, el esférico se desvió al pasar entre las piernas de Íñigo Martínez y entró irremediablemente en la portería española.

El 1-0 no calmó las aguas escocesas y pudo ser mucho peor, porque poco después Christie avanzó desde el centro del campo sin ningún tipo de oposición, se plantó en la frontal del área y su tiro se fue a milímetros del palo.

Con el susto en el cuerpo y obligada por las circunstancias, España dio un paso al frente ante el habitual bajón físico de los equipos británicos pasados 20 minutos. Pero como si fuera el mundo al revés, el peligro de la Roja llegó a base de centros al área, que para eso era titular un Joselu en racha tras el doblete en su debut.

El ariete del Espanyol le ganó por alto la partida a sus defensores, primero tras un centro desde la banda izquierda y luego tras otro desde la derecha cuyo posterior cabezazo se estrelló en el larguero. Eran los mejores minutos de la selección, que volvió a aprovechar su poderío aéreo a la salida de un córner que Rodri, con un bonito testarazo, estuvo cerca de convertir en el empate.

Pero aunque el dominio español era absoluto, la igualada no llegó y, de hecho, en uno de los pocos contragolpes que pudieron enlazar los escoceses, Dykes estuvo a punto de poner tierra de por medio para los suyos, aunque su intento de vaselina sobre Kepa se le fue alto justo antes del descanso.

Los escoceses celebran su segundo gol
AFP

Los errores de Carvajal propiciaron el segundo de McTominay

De la Fuente, ante la floja primera parte tanto de Oyarzabal como de Porro, optó por dar entrada al inicio del segundo tiempo a Nico Williams y a Carvajal, pero posiblemente se arrepintió ipso facto cuando el lateral madridista, en uno de sus habituales errores, perdió un balón tonto en el campo contrario, luego llegó tarde a cerrar en su banda y Tierney, tras ganarle la partida, centró al área, donde McTominay apareció como si del tren de Glasgow se tratase para fusilar a Kepa y poner el 2-0.

Los segundos 45 minutos siguieron un patrón muy similar a los primeros, porque la gasolina de la Tartan Army todavía duró el tiempo suficiente como para que McGinn, con una bonita falta desde la banda izquierda, chutase al larguero de Kepa y obligara a España a hacer algo más si quería sacar algo positivo de Hampden Park.

Lo que intentó el seleccionador fue meter gol en el campo con las entradas de Aspas y de Borja Iglesias (también entró Gavi más tarde), aunque fue inútil porque por mucho que rondaron el área de Gunn, los jugadores españoles evidenciaron una alarmante falta de ideas y de claridad ofensiva al llegar a la línea de tres cuartos y los innumerables centros al área fueron esta vez un regalo para la bien colocada zaga británica, que apenas sufrió y solo tuvo que aguantar el paso de los minutos para certificar un triunfo que les deja líderes del grupo A. De la Fuente tiene deberes para los siguientes compromisos oficiales de la selección, que serán en la Final Four de la Nations League el próximo mes de junio.

Jugador Flashscore del partido: McTominay.

Aquí puedes consultar todos los detalles del Escocia-España.