Boca tumba en penaltis al Palmeiras de Endrick y pugnará por la Libertadores con el Fluminense

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Boca Juniors deja al Palmeiras de Endrick sin final en la Copa Libertadores
Boca, a la final de la Libertadores.
Boca, a la final de la Libertadores.
NELSON ALMEIDA / AFP
Un gigantesco Sergio Romero dio el soñado pase a su equipo, que venció por 2-4 vía penaltis este jueves en Sao Paulo, por lo que pugnará con el título con el Fluminense.

El portero argentino volvió a graduarse de héroe al parar dos lanzamientos desde el punto blanco, del centrocampista Raphael Veiga y del defensor paraguayo Gustavo Gómez, en el estadio Allianz Parque.

"Tengo 36 años y estoy en un momento en que me gusta divertirme, y para mí los penaltis son diversión", dijo el Chiquito.

En los 90 minutos, el delantero uruguayo Édinson Cavani adelantó a los xeneizes, que controlaron la ventaja hasta que su capitán, el zaguero Marcos Rojo, fue expulsado. Pero el lateral charrúa Joaquín Piquerez emparejó la serie, tras la igualdad sin goles en Buenos Aires hace una semana.

Sergio Romero, ex del Manchester United, fue determinante.
NELSON ALMEIDA / AFP

Ahora, Boca, dirigido por Jorge Almirón, buscará igualar a su compatriota Independiente (siete títulos) como los equipos más veces campeones de la Libertadores, en la final que disputará el 4 de noviembre en el Maracaná.

El legendario estadio de Río es la casa de su rival: el 'Flu', del seleccionador brasileño Fernando Diniz, que eliminó al Internacional de Brasil (global de 4-3) el miércoles en Porto Alegre.

La clasificación boquense rompe con el reciente dominio sudamericano de los brasileños y del 'Verdão', ganador de las ediciones 2020 y 2021, y vuelve a poner en el radar copero a los xeneizes.

"Los penaltis son eso: detalles. Lamentamos lo que pasó, pero tenemos que seguir trabajando firme", dijo el portero Weverton.

El popular equipo argentino no llegaba a la final del principal torneo de clubes de América desde 2018, cuando cayó con su archirrival River Plate.

El Matador despierta

Y en los primeros minutos del partido lució muy inferior frente al campeón brasileño, que llegó a tener una posesión del 83%. Se las ingenió, sin embargo, para evitar que Palmeiras creara peligro.

A lo largo de la Copa (llegó al Allianz Parque sin haber ganado alguno de los cinco partidos de la fase mata-mata) ha demostrado ser un equipo rocoso más que estético.

En Sao Paulo lo ratificó, con una salvedad: esta vez tuvo gol, tras haberse ido en blanco en los tres juegos previos, y en los pies de un hombre cuestionado.

Cavani, decisivo.
NELSON ALMEIDA / AFP

En el primer acercamiento quebró la portería de Weverton. Desde terreno propio, el lateral colombiano Frank Fabra lanzó un pase largo hacia el atacante Miguel Merentiel.

El uruguayo, con habilidad y velocidad, venció en duelo a Gustavo Gómez hasta llegar a la línea final, donde hizo un pase de la muerte para que Cavani marcara su primer gol en la Libertadores.

El Matador, de 36 años, fichado en julio, marcó su segunda anotación en once participaciones, una diana que libró de presión a los azul y oro, que a partir de entonces jugaron más lejos de su área.

"Palmeiras es un gran equipo, pero Boca es Boca y tiene que pelear siempre", afirmó el delantero.

Juveniles, al rescate

Al 'Verdão' le costaba deshacerse de un mal que lo ha aquejado desde la lesión del extremo Dudu, a finales de agosto: la debilidad de su ataque, con dos goles en los seis choques previos.

A Ferreira empezaba a pasarle factura la falta de refuerzos y de amplitud en el banco, donde los juveniles Endrick, de 17 años, y Kevin, de 20, entraron en la segunda parte para intentar enderezar el camino.

Les costó un cuarto de hora ensuciar el uniforme de Romero, exigido en un disparo de Mayke, tras asistencia de la perla del Real Madrid, dentro del área y un remate de Zé Rafael segundos después.

Pero salvo algunas intromisiones al territorio del Chiquito, los argentinos tuvieron a raya al campeón brasileño. Resistieron hasta que su capitán vio la doble amarilla por una falta contra Kevin.

Endrick tuvo una gran incidencia.
NELSON ALMEIDA /AFP

Entonces, Ferreira hizo una movida ofensiva y dio entreada al delantero argentino José Manuel López por el centrocampista Gabriel Menino. Palmeiras se fue encima y al poco tiempo igualó con un zurdazo de Piquerez, desde fuera del área.

A partir de ese momento todo fue aguante para Boca, con Rony exigiendo al máximo a Romero con una chilena en el descuento.

Pero la resistencia aguantó hasta los lanzamientos desde los once metros, donde Romero, héroe en ese mismo contexto contra Nacional en octavos y Racing en cuartos, volvió a decir 'presente'.

Las estadísticas del choque están disponibles a través de Flashscore.