Crónica del Benfica - Inter de Milán de Champions League

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Realmente fue una película, con héroes, villanos y drama hasta el final: Benfica e Inter empatan (3-3)
Alexis Sánchez marcó el tercer gol del Inter desde el punto de penalti
Alexis Sánchez marcó el tercer gol del Inter desde el punto de penalti
Opta by Stats Perform
El Benfica empató a tres goles en la quinta jornada del Grupo D de la Liga de Campeones. En un partido loco, los lisboetas se fueron al descanso 3-0 arriba, vieron cómo el Inter empataba en la segunda parte y se quedaron con diez hombres en el tramo final, después de que el VAR viera la roja directa a António Silva. Los rojos sumaron su primer punto en la Liga de Campeones en un amargo empate en Da Luz.

Ya clasificado, pero aún en liza por el primer puesto del grupo, Simone Inzaghi tuvo que elegir y antepuso el choque del fin de semana contra el Nápoles en la Serie A, introduciendo ocho cambios en el once del Inter. En comparación con el equipo que jugó contra la Juventus (1-1), sólo Darmian, De Vrij y Acerbi permanecieron en la alineación inicial.

Las grandes novedades fueron el portero Emil Audero, de 26 años, que debutó en la 2023/24 con el club italiano, y Yann Bisseck en defensa. Guimarães también fue de la partida, disputando su cuarto partido esta temporada.

En cuanto al Benfica, Roger Schmidt repitió el once inicial del partido de Copa de Portugal contra el Famalicão, con Casper Tengstedt como principal amenaza ofensiva.

Estadísticas del partido
Opta by StatsPerform

He aquí uno

El Benfica salió confiado, pasándose el balón ante el bloque bajo del Inter. En el minuto 3, Di María dio el primer aviso con un centro, cuando Tengstedt y João Mário aparecieron en el segundo palo, pero la defensa del Inter atajó.

En el minuto 5, llegó el primer gol: un gran pase de António Silva, Tengstedt cabeceó el balón hacia João Mário que, con la zurda, hizo el 1-0. La jugada fue inicialmente anulada por fuera de juego del delantero danés, pero el VAR validó la posición y propició el primer momento de celebración en el Estádio da Luz.

El Inter intentó reaccionar y, en el minuto 10, un disparo de Asllani desde media distancia puso a prueba a Trubin, que sacó una mano. Un minuto después, el intento de Tengstedt fue bloqueado por Audero.

Dos menos

En el minuto 13, sin embargo, una pérdida de balón en la línea de ataque del Inter culminó en el segundo gol del Benfica, con recuperación de Rafa, centro de Tengstedt, rechace de Rafa y João Mário, una vez más, celebrando ante su exequipo. La ley del ex llamó a la puerta, y dos veces.

En el minuto 23, en una bonita jugada colectiva, Di María, en la frontal, remató una jugada que había comenzado con una recuperación de Florentino, pero el balón se fue por encima del larguero de la portería del Inter.

En el minuto 26, llegó el primer gol inminente del Inter, tras un mal pase de Di María, en el que Arnautovic eludió a Otamendi y disparó por encima de Trubin, que realizó una gran parada ante el delantero austriaco.

Y van tres: la ley del ex en su máxima expresión

En el minuto 34, llegaron los de siempre y João Mário hizo que los aficionados del Inter le echaran aún menos de menos. Carrera insistente de Tengstedt por la derecha, centro del danés, desvío en el área, donde también estaba Rafa, y João Mário, libre, remató de cabeza para completar el primer hat trick de su carrera.

En el minuto 43, tras un saque de esquina, Carlos Augusto, en posición privilegiada al borde del área, se equivocó de pie y disparó por encima de la portería de Trubin.

La reacción italiana

Sin cambios para la segunda parte, el Inter intentó reaccionar desde el principio y en el minuto 49 Trubin salvó a córner un remate de Carlos Augusto. Al minuto siguiente, de falta directa, Alexis Sánchez la puso al centro y Trubin salvó a córner.

Tras esa jugada a balón parado, Arnautovic apareció en el segundo palo tras el cabezazo de Bisseck para hacer el 3-1. La jugada fue anulada inicialmente por fuera de juego, pero posteriormente fue validada por el VAR. 3-1 en el minuto 52.

En el minuto 58, el Inter volvió a aprovechar la pasividad defensiva del Benfica. Acerbi apareció por la izquierda y centró para Frattesi que, con un bonito remate, hizo el 3-2 para el Inter de Milán y relanzó el partido.

Furia italiana con ayuda del banquillo

Ante la recuperación y reacción de los jugadores, Simone Inzaghi realizó un triple cambio en el minuto 68, dando entrada a Cuadrado, Barella y Thuram. La primera vez que tocó el balón, en el minuto 69, Marcus Thuram fue derribado dentro del área por Otamendi, y el árbitro no dudó en señalar penalti. La jugada aún fue analizada por el VAR, la decisión se mantuvo y Alexis Sánchez, desde los 11 metros, batió a Trubin para hacer el 3-3 en el minuto 72.

El Benfica se quedó acorralado, conmocionado, pero intentó reponerse y, en el último cuarto de hora, consiguió sacar algo más del partido. En el minuto 75, Tengstedt, tras un centro de Di María, no llegó por poco al rechace. En el 77', Simone Inzaghi volvió a intervenir, dando entrada a Dimarco en lugar de De Vrij, antes de que Morato cabeceara fuera un lanzamiento de falta de Di María.

Lluvia, sol y expulsión

Los nervios estaban a flor de piel, ni siquiera la lluvia quería perderse este loco duelo y, para el tramo final, Roger Schmidt dio entrada a Kokçu y Musa en lugar de Florentino y Tengstedt. Simone Inzaghi respondió quitando a Alexis Sánchez para dar entrada a Lautaro Martínez.

Al ataque y al contragolpe, en el minuto 83, João Mário aceleró, disparó contra la defensa italiana y, en el rechace, Di María disparó a lo loco y Audero, en pleno vuelo, cerca del larguero, rechazó el 4-3 y lo desvió a córner.

¿Qué le faltaba a este partido? Una expulsión. En el minuto 83, justo antes del contraataque dirigido por João Mário, António Silva derribó a Barella. El VAR llamó al árbitro para que viese las imágenes y cambió la decisión, retirando la amarilla y mostrando roja directa al joven central en el minuto 86.

La ventaja de tres goles se esfumó, al igual que la igualdad de jugadores sobre el terreno de juego, y en el minuto 89 Roger Schmidt prescindió de Di María para colocar a Tomás Araújo en la posición dejada libre por António Silva.

Segundos después, Rafa corrió en velocidad y, presionado por Bisseck, sacó su disparo cruzado ante la meta del Inter. El delantero del Benfica pidió córner, Roger Schmidt hizo lo propio y fue amonestado con tarjeta amarilla por protestar.

Ni siquiera la lluvia apagó los ánimos y los nueve minutos de descuento no ayudaron.

En el minuto 90, las pulsaciones se detuvieron de verdad cuando Barella disparó un trallazo a la red de Trubin.

En los últimos nueve minutos, Roger Schmidt dio entrada a Chiquinho y Tiago Gouveia en lugar de João Mário y Rafa Silva, pero el partido se acabó segundos después.

El Inter se mantiene segundo de grupo empatado a puntos con la Real Sociedad, mientras que el Benfica debe marcar tres goles en Austria para, al menos, pasar a la Europa League.

Jugador del partido Flashscore: João Mário (Benfica)