Elche, Rayo y Getafe naufragan ante los modestos; Espanyol, Villarreal y Valencia se salvan

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Elche, Rayo y Getafe naufragan ante los modestos; Espanyol, Villarreal y Valencia se salvan
Los equipos ganadores festejan sus victorias.
Los equipos ganadores festejan sus victorias.
Webs del Espanyol, Villarreal, Valencia, Ceuta, Sporting y Levante
Los dieciseisavos de final de la Copa del Rey depararon tres sorpresas. La Ceuta, el Sporting de Gijón y el Levante se hicieron fuertes ante sus aficionados para vencer al Elche, al Rayo Vallecano y al Getafe, respectivamente. No permitieron sustos ni el Villarreal ni el Valencia, que se impusieron al Cartagena y a La Nucía, mientras que en el único duelo entre equipos de LaLiga Santander, el Espanyol derrotó en la prórroga al Celta.

Espanyol - Celta (3-1)

El conjunto vigués se adelantó pronto en el marcador con un gol de Paciencia con el que se llegó al descanso en el RCDE Stadium, pero los catalanes no tardaron en empatar tras la reanudación gracias a un cabezazo de Puado. Así se llegó a la prórroga, en la que los pericos culminaron la remontada con dos tantos de Darder y Melamed ante un rival que acabó con Marchesín expulsado, lo que obligó a que Hugo Mallo fuera portero por un día y encajara el último de los goles del partido.

Cartagena - Villarreal (1-5)

La visita a tierras murcianas del Submarino amarillo parecía que se les podía complicar a los de Quique Setién, que vieron cómo su rival, de LaLiga SmartBank, llegó al descanso por encima en el marcador gracias al gol de Pablo Vázquez. Lo que parecía un sueño para los locales acabó siendo una pesadilla, puesto que a la vuelta de vestuarios pasó un ciclón amarillo por el Estadio Municipal Cartagonova. Baena, Danjuma, Morales tras fallar un penalti, Chukweze y Capoué se encargaron de que el Villarreal esté en el bombo de octavos truncando las esperanzas del equipo cartagenero.

La Nucía - Valencia (0-3)

Al contrario que sus rivales de la Comunidad Valenciana, el cuadro che saltó al Estadio Olímpico Camilo Cano con la firme intención de despachar a sus adversarios de Primera Federación lo más rápido que pudieran. Y así fue, porque a los tres minutos de juego Kluivert ya había perforado las redes rivales tras una gran jugada personal y, a la media hora, Moriba había puesto tierra de por medio en el marcador. Por si quedaba alguna duda, Hugo Duro sentenció en la segunda mitad para que los de Gattuso pasaran a la siguiente ronda. 

Ceuta - Elche (1-0)

La primera de las sorpresas de la jornada se pudo ver en el Estadio Municipal Alfonso Murube de Ceuta, donde el último clasificado de su grupo de Primera RFEF se enfrentaba al último de LaLiga, con lo que una victoria era crucial para afrontar con ilusión la segunda mitad de la temporada. Como todo está siendo negativo para el conjunto franjiverde, un gol de penalti de Rodri al filo del descanso hizo que saltaran las alarmas para los visitantes, que estallaron cuando, en el minuto 61, Ponce fue expulsado por doble amarilla. Aunque los de Machín echaron el resto para lograr el empate metiendo a varios titulares, su esfuerzo fue inútil y la alegría se quedó en la ciudad autónoma.

Sporting de Gijón - Rayo Vallecano (2-0)

Los madrileños dominaron el partido en su visita al Estadio Municipal El Molinón-Enrique Castro «Quini», pero en el fútbol lo importante es la capacidad de ejecución en las áreas. Los de Abelardo, desde hace varios años en LaLiga SmartBank, supieron defenderse con uñas y dientes y así aguantaron hasta la segunda parte, cuando Milovanovic adelantó a los asturianos tras una acción a balón parado. La reacción de los chicos de Iraola no tardó en llegar y los titulares entraron en acción, pero de nuevo el delantero serbio del Sporting pondría la puntilla aprovechando un rechace tras un tiro de falta al larguero de Pedro Díaz para dar un chute de optimismo a los gijoneses con la victoria final.

Levante - Getafe (3-2)

La última sorpresa de la jornada se vivió en el Estadi Ciutat de València, aunque en un principio no parecía que fuera a ir el partido por esos derroteros. Munir adelantó a los azulones antes del descanso y, tras la reanudación, volvería a ponerles por delante (aunque en posición de fuera de juego) para neutralizar el empate logrado por Postigo con un remate de cabeza. Fue entonces cuando el cuadro granota se convirtió en un vendaval. Álex Muñoz puso las tablas en el marcador a falta de media hora, aunque hubo que esperar hasta el minuto 91 cuando, en otra jugada de estrategia, Wesley fue el héroe local marcando el gol de la victoria a la salida de un córner en el que fue otro triunfo de un equipo de la segunda categoría del fútbol español sobre uno de la primera.