El doctor Sampaoli abortó su experimento a tiempo para que ganase el Sevilla (2-0)

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El doctor Sampaoli abortó su experimento a tiempo para que ganase el Sevilla (2-0)
Marko Dmitrovic ataja un balón durante el Sevilla - Fenerbahce.
Marko Dmitrovic ataja un balón durante el Sevilla - Fenerbahce.
AFP
Sevilla y Fenerbahce se midieron en el Ramón Sánchez-Pizjuán por la ida de los octavos de final de la Europa League. El encuentro, que contó con una pobre entrada de 24.480 espectadores de los cuales 1.256 eran turcos, tuvo dos partes para cada equipo. En la primera los visitantes perdonaron demasiado y los locales lo aprovecharon para poner el 2-0 en el marcador en la segunda. El buen juicio para rectificar su plan inicial de Sampaoli, dejó a los andaluces en muy buena situación para la vuelta.

Comenzó la contienda con malas sensaciones de un Sevilla que fue sometido a un experimento de Jorge Sampaoli el día que menos lo necesitaba. El técnico argentino decidió partir con Alex Telles como central y Acuña en la medular. La idea no le salió bien y el cuadro hispalense estuvo más pendiente durante la primera mitad de no desordenarse que de jugar al fútbol.

Ese cambio de roles afectó negativamente a algunos jugadores locales, que no asimilaron bien actuar como conejillos de indias. El propio defensor brasileño, cuya posición natural es la de lateral, se ganó una amarilla tempranera en su afán de hacer bien las cosas que le tuvo limitado durante todo el tiempo que se mantuvo en el terreno de juego.

Los turcos, con buenas bazas ofensivas, aprovecharon el caos del Sevilla para gozar de algunas ocasiones. Se hicieron con el control del choque fácilmente y Enner Valencia se encargó de intimidar a la zaga con su sola presencia. A punto estuvo de marcar el ecuatoriano con un disparo desde 50 metros, pero se marchó por poco.

Estadísticas del Sevilla - Fenerbahce
Flashscore

Sampaoli, que no veía muy claro el futuro de su equipo, asumió rápido que debía introducir algunas modificaciones en su extraño ensayo. Decidió recurrir a la lógica y optó por un remedio convencional. Tras el intermedio introdujo a Joan Jordán en la medular y devolvió a Acuña al lateral izquierdo.

La nueva hoja de ruta le funcionó al preparador argentino prácticamente al instante. En el minuto 56’, el mismo Jordán convirtió su primera diana de la temporada para adelantar al Sevilla. El catalán remató con más fe que intención un balón desde fuera del área y, tras rebotar en el brasileño Willian Arao, se coló en la meta defendida por Altay Bayindir.

Cogió el gusto por explorar el fondo de armario Sampaoli. Provocó el segundo punto de inflexión de la noche con la entrada de Lucas Ocampos. Su compatriota le dio poder en ataque a los de Nervión y las oportunidades empezaron a acumularse junto con la sensación de peligro, que iba en aumento cerca del área turca.

Sentenció Lamela

Igual que el Fenerbahce dejó pasar su oportunidad cuando tuvo el mando en los primeros 45 minutos, los sevillanos no perdonaron cuando les tocó mandar. Así, en el 84’ llegó la sentencia del duelo. Eric Lamela finalizó a bocajarro una gran acción de su equipo para confirmarle a su entrenador que en estas citas es mejor no hacer experimentos.

La simplificación del plan de juego le reportó muchas alegrías al conjunto hispalense. Los jugadores se desempeñaron con mayor naturalidad, menor presión y subieron sus prestaciones exponencialmente. Haber descubierto esta forma de hacer las cosas puede ayudarles para lo que resta de curso.

Este resultado deja muy bien colocado al rey de la Europa League de cara a la vuelta del jueves 16 de marzo en Estambul. Los sevillistas fueron el único equipo español que pudo solventar su compromiso con victoria después de que la Real Sociedad cayese en Roma 2-0 y el Betis naufragase 4-1 en Manchester. 

 

Jugador Flashscore del partido: Marko Dmitrovic.

 

Consulta todos los datos y estadísticas del Sevilla - Fenerbahce en Flashscore.