Carlos Alcaraz sufre ante Jack Draper, pero debuta en Basilea con victoria

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Carlos Alcaraz sufre ante Jack Draper, pero debuta en Basilea con victoria
Alcaraz tuvo que sufrir de lo lindo para vender a Draper.
Alcaraz tuvo que sufrir de lo lindo para vender a Draper.
AFP
El número 1 del mundo, Carlos Alcaraz, ha tenido que sudar la gota gorda en su debut en ATP 500 de Basilea para derrotar al tenista británico Jack Draper, en el puesto 45 del ranking, por 3-6, 6-2 y 7-5 en un encuentro muy igualado que ha durado dos horas y 18 minutos.

Alcaraz (19) llegaba a Suiza en su peor momento de la temporada, paradójicamente desde que se convirtió en el jugador más joven de la historia en liderar la ATP tras su trinfo en el US Open. Desde entonces, había perdido dos de los tres partidos que había disputado.

Las dudas en su juego se hicieron evidentes en el primer set. Pese a tener un 73% de porcentaje de primeros servicios, el español estuvo demasiado fallón (16 errores forzados por solo tres de Draper) y acelerado, lo que se tradujo en la pérdida de su saque en dos ocasiones y en no poder convertir ninguna las dos opciones de break al resto, por lo que el británico ganó 6-3 en la pista indoor, su especialidad (23 victorias en sus últimos 26 partidos en ese tipo de superficie).

El de El Palmar debió de pensar que con tantos fallos iba a ser imposible remontar y en el segundo parcial rebajó sus errores no forzados a la mitad, lo que le hizo llevárselo por 6-2 sin permitir ni una sola bola de break a su rival y estando mucho más seguro con su saque.

Un tercer set de infarto

La última manga fue pura agonía. Pese a que una doble falta de Draper le puso por delante 3-2, las prisas volvieron al juego de Alcaraz, que buscaba el golpe ganador en situaciones demasiado precipitadas, por lo que no tardó en perder su saque de nuevo. Pero por algo es el número 1 del mundo y en el momento adecuado hirió de muerte a su adversario. Otro break le puso 6-5 arriba con su saque, pero no iba a ser tarea fácil porque, pese a haber gozado de dos pelotas de partido, llegó a tener otras dos, pero de rotura, en contra, aunque finalmente se repuso para ganar 7-5 y pasar a octavos de final del último ATP 500 de la temporada.

"Me siento bien. No he tenido tiempo para disfrutar del número 1 ni del US Open porque tengo nuevos objetivos para lo que queda de temporada, por lo que tengo que estar centrado en el futuro", afirmó el murciano al término del encuentro.

"Al principio fue difícil para mí. Cometí muchos errores porque quería ser muy agresivo en esta pista que es un poco más lenta que otras, por lo que tuve que cambiar un poco la táctica en el segundo set. Jack es muy peligroso y tenía que estar concentrado y no darme por vencido", continuó.

"Este año he querido jugar en Basilea para probar nuevos torneos porque nunca había estado en Suiza. Quiero visitar nuevos países y, tras este partido, me siento en casa, por lo que agradezco al público su apoyo", concluyó un Alcaraz que jugará en octavos contra el ganador del Van De Zandschulp-Mannarino.

Aquí tienes las estadísticas del partido.