11Hacks analiza el Croacia - Marruecos: Sofyan Amrabat, clave del éxito histórico

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más
Publicidad
Publicidad
Publicidad
11Hacks analiza el Croacia - Marruecos: Sofyan Amrabat, clave del éxito histórico
11Hacks analiza el Croacia - Marruecos: Sofyan Amrabat, clave del éxito histórico
11Hacks analiza el Croacia - Marruecos: Sofyan Amrabat, clave del éxito histórico
Profimedia
El desarrollo del torneo hizo que ambas selecciones jugaran su primer y último partido en el campeonato. Aunque no hubo ganador en la fase de grupos, en el de hoy uno de los equipos completará su periplo catarí al colgarse la medalla de bronce.

Al principio no era una gran belleza futbolística. Aunque los croatas tenían una visible ventaja territorial y eran más frecuentes en el último tercio del campo, ambos conjuntos dispusieron de una gran ocasión que no convirtieron.

En cuanto a la métrica de los goles esperados, que evalúa la calidad de las ocasiones creadas, el resultado final fue de 0,81-0,47 a favor de Croacia.

El centrocampista defensivo Sofyan Amrabat rompía las acciones croatas con gran seguridad, y fue él, junto con Achraf Hakimi, quien resultó ser el principal artífice de la primera presencia del equipo africano en una semifinal del Mundial.

En una métrica de datos avanzados que evalúa la peligrosidad de las zonas del campo en las que un jugador detiene las acometidas, los regates y los pases de los rivales, Amrabat es el segundo mejor centrocampista defensivo del torneo. Le siguieron Casemiro, Rúben Neves, Thomas Partey y Marcelo Brozovic.

El único hombre que tiene más influencia defensiva en el juego de su equipo en el centro del campo es el francés Adrien Rabiot. Irónicamente, no jugó el partido de semifinales debido a un virus.

Amrabat domina los combates cuerpo a cuerpo y forma parte de un reducido grupo de jugadores cuyo porcentaje de éxito ronda el 70%. Junto a él están Thomas Partey, Joshua Kimmich, Declan Rice y Lucas Paquetá.

Es importante subrayar que el descubrimiento marroquí mantiene un porcentaje de acierto tan alto a pesar de que soporta un volumen de duelos significativamente superior al del cuarteto anterior: en número, sólo Marcelo Brozovic es más activo durante el partido.

Con el balón en los pies, Amrabat, incluso teniendo en cuenta el estilo de juego defensivo de Marruecos, no aparece demasiado a menudo en Catar. Entre todos los centrocampistas defensivos que han jugado al menos 270 minutos, es el que tiene el promedio más bajo de pases por partido, concretamente 31.

Los datos que encumbran a Amrabat
11Hacks

En comparación, Rúben Neves ha repartido una media de 83 pases por partido, Marcelo Brozovic lleva 74 y, por ejemplo, Enzo Fernández ha registrado 72. En números absolutos, esto significa que Amrabat sólo da ocho pases hacia delante.

La falta de protagonismo de Amrabat con el balón es, por supuesto, sólo el resultado de las tareas sobre el terreno de juego que le confía Walid Regragui. De hecho, con la camiseta de la Fiorentina italiano está demostrando que también es muy útil en ese otro apartado.

Junto con Rolando Mandragora, forman un dúo que crea regularmente situaciones muy peligrosas con sus pases desde su propio tercio y el centro del campo. Aunque la Fiorentina sólo ocupa el 10º puesto en la tabla de la Serie A, no tiene problemas con la calidad de sus centrocampistas, ya que sólo Danilo Cataldi, de la Lazio, e Ismael Bennacer, del AC Milan, son mejores en este aspecto.

Amrabat también es muy activo en el último tercio del campo. Aunque no juega situaciones estándar, envía una media de tres pases por partido al área contraria, lo que es un resultado excelente. Además, ningún otro mediocentro defensivo de la Serie A llega a esa zona determinante con tanta frecuencia como él.

Sin embargo, es la mayor baza de la Fiorentina con sus carreras con el balón. Ningún otro '6' en la Serie A hace más de ellos por partido, y ningún otro aumenta tanto las posibilidades de gol de su equipo.

Aunque Amrabat brilla como destructor del centro del campo en la Liga, está atrayendo el interés de grandes clubes, entre ellos el Liverpool, debido en gran parte a su habilidad con el balón. Sin embargo, eso no cambia el hecho de que esta vez también se esperará de él que juegue, sobre todo, de forma impecable en los momentos en los que se vea retenido por el rival.

Por cierto, se dice que este luchador llegó a Catar con muchos dolores de espalda y que sólo puede jugar gracias a unas inyecciones que los adormecen. ¿Quiere alguna otra prueba de lo mucho que Marruecos querrá ganar hoy?